Informe de USDA estima un crecimiento del área de trigo y caída en maíz y arroz

AUSPICIOSOS RESULTADOS AL COMIENZO EN LA COSECHA DE SOJA

Los buenos resultados logrados por los agricultores en la última zafra de trigo estimula el crecimiento del área de ese cultivo, de acuerdo a un informe del USDA, sin embargo, prevé una caída en lo referente a las áreas de maíz y arroz. Por otra parte, son auspiciosos los resultados de las primeras chacras en los rindes de la soja.

La información señala que los técnicos del USDA en Buenos Aires proyectaron un aumento del área de trigo 2019/2020 de 50.000 hectáreas debido a los buenos márgenes logrados en la zafra pasada y las necesidades de rotación; sin embargo, señalaron el reciente descenso del valor del grano y las condiciones climáticas que puedan presentarse en el período de siembra.

Si se concretarán las 250.000 hectáreas previstas se alcanzaría una producción de 825.000 toneladas contra las 714.000 toneladas de la zafra 2018/2019. De confirmarse el volumen previsto, sería el mayor desde la zafra 2015/2016.

Cabe agregar que, la próxima siembra, comenzará con bajos stocks en el mercado doméstico.

La contracara será la caída en 15.000 hectáreas del área de maiz bajando a 90.000 hectáreas. “A pesar de los buenos resultados en la campaña 2018/2019 por los rendimientos  récord, los márgenes proyectados son muy ajustados en la medida que los precios domésticos del maíz han caído significativamente desde los máximos registrados en 2018”, señaló el informe elaborado en base a consultas con operadores y analistas locales.

Soja

En el mercado local se estima que se estaría en el 25% de la cosecha donde se lograron buenos rendimientos, aunque cabe aclarar que se están cosechando  en los mejores cultivos. Hasta fin de mes se incrementarán las trillas, lo que permitirá evaluar en forma contundente si se cumplirán las expectativas de rendimiento. La mayor interrogante está en las siembras más tardías ante la falta de lluvias durante las últimas semanas.

En el mercado doméstico se manejan descuentos respecto al contrato julio en Chicago de alrededor de U$S 35 por tonelada base acopio y de U$S 25 por tonelada directo a puerto. Algunos operadores comentaron en el Monitor Agrícola que se han dado fijaciones en primas especialmente en la medida que los exportadores ponen esa condición para fijar negocios y dar adelantos.

En otro orden, la Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre junto a la Asociación de Comerciantes de Granos y delegados de las gremiales de productores acordaron una suba de 5% en el precio del flete de chacra hacia los puntos de recibo. Finalmente no se fijó algún tipo de límite o referencia para el flete pos cosecha.

En el documento se destaca que el aumento de 5% es respecto al precio de cada empresa para la zafra 2017/2018. “Cada empresa comunicará estas tarifas estipulando el año de cosecha y el nombre de la firma”, se señala en el documento.

Este acuerdo dejó de lado la posibilidad de un conflicto para la recolección de la cosecha.