Cae poder de compra de los salarios y jubilaciones ajustan por debajo de la inflación

IMS > Acuerdos de diciembre posiblemente empujen al alza

Como resultado del menor dinamismo económico, los salarios dejaron de crecer al ritmo de años anteriores y en el acumulado enero-noviembre de 2018 registran una caída de su poder de compra. A su vez, se conoció que el primer ajuste de las pasividades (que se ajustan anualmente en base al IMSN) será por debajo de la inflación, aunque en febrero se conocerá el aumento definitivo, que posiblemente implique un leve crecimiento real.

El poder adquisitivo de los salarios se mantuvo estable durante el mes de noviembre, ya que el aumento de 0,37% registrado por el Índice Medio de Salarios (IMS) en ese mes estuvo en línea con el dato de inflación (0,36%), según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, en el acumulado del año, los salarios registran una caída de su poder adquisitivo de 0,68% y en los últimos doce meses cerrados a noviembre una pérdida de 0,35%, debido a que la inflación estuvo por encima de las subas de 7,64% y 7,67% registrada por los salarios respectivamente.

La caída del poder de compra en el acumulado enero-noviembre se dio tanto en el sector público (-0,24%) como privado (0,91), mientras que en el año móvil cerrado a noviembre la caída se debe a la pérdida de 0,59% registrada por los salarios privados, puesto que los públicos tuvieron un leve aumento de 0,10% del poder adquisitivo de sus salarios.

Cabe destacar que en el sector privado muchos de los grupos de negociación de los Consejos de Salarios tuvieron sus acuerdos entre finales de noviembre y principios de diciembre, e incluyen ajustes retroactivos al mes de julio, lo que posiblemente incida en los números del IMS del mes de diciembre.

Dentro de los salarios privados, solo los “Servicios sociales y de salud” (+8,39%) y “Actividades inmobiliarias empresariales y de alquiler” (8,13%) tuvieron aumentos en los últimos doce meses por encima de la inflación anual (8,05%). El resto de los sectores tuvieron una leve pérdida de su poder de compra en el período de comparación.

Por su parte, en el sector público los salarios de los Gobiernos Departamentales fueron los de mayor aumento con una suba de 8,63% en el año móvil cerrado a noviembre, seguido por el Gobierno Central con una suba de 8,49%. Por su parte, el aumento de los salarios de las Empresas Públicas estuvo por debajo de la inflación con una suba anual de 7,08%.

Ajuste en pasividades

Estos datos sobre la evolución de los salarios son particularmente importantes para las pasividades, ya que estas se ajustan por mandato constitucional en función del Índice Medio de Salarios Nominales (IMSN). En ese sentido, tras conocerse el dato de noviembre de este indicador se sabe que las jubilaciones tendrán un aumento provisorio de 7,75% (acumulado enero-noviembre), cifra inferior a la inflación anual, que posiblemente cierre el año en el entorno del 8% (el dato oficial de diciembre será divulgado por el INE hoy viernes).

De todas formas, el ajuste definitivo se realiza en el mes de febrero, cuando se conozca el dato del IMSN de diciembre (que se publica el último día hábil de enero), por lo que es esperable que los últimos ajustes que se registraron en los salarios producto de los Consejos de Salarios, incidan al alza también en las pasividades. Aún así, el ajuste estará en sintonía con la inflación y bastante por debajo de los ajustes de años anteriores, producto de los menores aumentos salariales.


Ajustes de tarifas públicas considera “elementos de competitividad”

El gobierno anunció los ajustes de las tarifas públicas que comenzaron a regir el pasado primero de enero, así como también la decisión de no aumentar las tarifas de los precios de las naftas y el gasoil.

Durante el anuncio de los porcentajes de ajustes, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, dijo que la decisión consideraba “elementos de competitividad que fueron planteados por diferentes gremiales, a lo cual el gobierno es sensible, y la situación patrimonial de cada empresa pública”. “Es una decisión que demuestra la cautela y responsabilidad que el gobierno tiene”, agregó el jerarca.

De acuerdo a lo anunciado por el Poder Ejecutivo, los aumentos de OSE y del gas licuado estuvieron en línea con la inflación proyectada, por lo que se incrementaron en un 7,8%. El ajuste de Antel estaría levemente por debajo de la inflación con un aumento de 7% y la tarifa de UTE aumentaría aún menos, un 5,7%. Respecto a la energía eléctrica, también se destacó la decisión de aplicar un descuento de 20% en la tarifa general simple de energía eléctrica a 115.000 micro, pequeñas y medianas empresas que tengan contratada la Tarifa General Simple.

La decisión de los incrementos generó el rechazo de la oposición que tiene la intención de interpelar a los ministros de Economía, Danilo Astori, e Industria, Carolina Cosse, para que expliquen los motivos que llevaron a tomar esa decisión.