Gobierno informó beneficios vigentes para jóvenes emprendedores y para contratar personal

Murro > “Esta ley es producto del diálogo social”

Buscando dinamizar el mercado laboral, el gobierno presentó a representantes de empresas y referentes de gestión humana los beneficios para la contratación de personal y la generación de emprendimientos juveniles, que están previstos en la ley 19.689. La normativa, vigente desde enero, ya fue adoptada por algunas empresas, y la intención es motivar a otras a que se sumen.

El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) junto con la Sociedad Uruguaya de Gestión de Personas, realizaron una actividad para presentar a dirigentes de empresas y referentes de gestión humana, los beneficios para la contratación de personal que tiene la Ley 19.689 que está vigente desde el pasado 1º de enero.  La normativa consta de dos grandes partes: una que brinda un subsidio a los sueldos de los nuevos trabajadores y otra que brinda un subsidio a la promoción de los emprendimientos de jóvenes menores a 30 años.

Durante la presentación, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, resaltó que la ley no surgió de una “mente iluminada”, sino que fue producto de un proceso de negociación entre trabajadores y empresarios. “Esta ley es producto del diálogo social, conversamos todo el año pasado con las cámaras empresariales y con el PIT-CNT para su elaboración, discutimos y negociamos hasta la redacción de los artículos. Esta es la forma en que nuestro gobierno en este país trata de hacer las cosas. No es una ley que surgió de la mente iluminada de alguien sino que es producto de un intenso diálogo social con múltiples acuerdos y donde tratamos de contemplar los planteamientos de todas las distintas partes”, sostuvo el secretario de Estado.

Contratar y emprender

El jerarca detalló que a través de la norma se destinan unos US$ 20 millones a la generación de empleo. Unos US$ 15 millones tienen el objetivo de subsidiar los salarios para nuevos puestos de trabajo que se generen. El subsidio general plantea un retorno del 25% del sueldo de los nuevos contratados de entre 15 y 45 años de edad, y de 40% para los mayores de 45 años, pero podría llegar hasta un 80% del mismo en el caso de personas provenientes de sectores vulnerables o con necesidades específicas.

Por su parte, los US$ 5 millones restantes tienen como propósito el fomento de emprendimientos de personas de entre 18 y 29 años,  e implica el subsidio del 50% de las contribuciones especiales de seguridad social correspondientes a los aportes patronales, también hay un subsidio adicional para aquellos emprendimientos cuyos titulares o la mitad más uno, pertenezcan a colectivos de población específicos: mujeres jóvenes, jóvenes con discapacidad y jóvenes en situación de vulnerabilidad socio-económica.

Murro señaló que la normativa apunta a estimular el ingreso de los jóvenes al mercado laboral, pero sin que ello implique abandonar su formación y capacitación. En ese sentido, señaló que se ha trabajado desde el Ministerio de Trabajo para la generación de pasantías remuneradas con derechos laborales y sociales, teniendo en cuenta los laudos existentes en los Consejos de Salario.

Por último, el jerarca subrayó la creciente importancia que ha adquirido el Inefop en materia de capacitación, señalando que éstas se han “multiplicado en los últimos cuatro años por entre 6 y 7 veces”. Según detalló, mientras que hasta el 2014 el Inefop capacitaba a unas 17 o 18 mil personas al año, en la actualidad son casi 120 mil personas las que lo hacen.


“Sector citrícola está bien, está mejorando. Tenemos problemas en Caputto”

Consultado en rueda de prensa, Murro se refirió a la situación de la empresa citrícola Caputto asegurando que se está trabajando desde el gobierno buscando alternativas que permitan que “se pueda realizar la zafra este año”. Destacó la importancia de la firma para Salto, ya que contrata directamente a unos 1.800 trabajadores. “Es como si fueran decenas de miles en Montevideo”, graficó.

“Acá se va a precisar la buena voluntad de todas las partes: de la empresa de quien ha sido designado interventor (…), de los trabajadores, y lo que podamos hacer desde el gobierno, para ayudar una empresa que ya ha sido muy ayudada”, señaló.

Por último, subrayó la importancia de que se asegure la calidad de la fruta para poder mantener el ingreso a mercados, porque de lo contrario se podría afectar a otras empresas. “El sector citrícola está bien, está mejorando. Tenemos problemas en Caputto. Nuevamente”, concluyó.