Amoretti: “El rol de las empresas de comunicación corporativa seguirá siendo relevante”

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Álvaro Amoretti, director de Quatromanos


En el futuro, algunos comportamientos se mantendrán intactos, asegura Amoretti. Las empresas y las marcas continuarán buscando llegar a medios, audiencias y públicos objetivos.

¿Cómo imagina a Quatromanos, y toda la actividad que rodea a la organización, en el mediano y largo plazo, y cumpliendo qué rol en el ámbito de la comunicación corporativa –y sus actividades vinculantes-, en nuestro país?

Pocas actividades han registrado cambios tan fuertes en la última década como la comunicación. Hay herramientas que hace pocos años ni siquiera podíamos imaginar y que vinieron a cambiar, en algunos casos de manera significativa, nuestra actividad. Empero, algunas cosas no cambiarán. Las empresas y las marcas seguirán buscando llegar a medios, comunicadores, audiencias y públicos objetivo. Y el rol de las empresas de comunicación corporativa, que está en constante cambio, seguirá siendo relevante. En el caso de Quatromanos, imagino en 10 años a una empresa en la que, sin dejar de aportar su experiencia, los fundadores hayan cedido la gestión a una nueva generación de grandes profesionales que la empresa ya está formando. Una empresa que, sin perder su clásico profesionalismo y pasión por el trabajo bien hecho y la excelencia, sea capaz de adaptarse constantemente a los cambios que sobrevendrán para seguir dando el mejor servicio a los clientes que confían en ella.

¿Cuál es el ABC del trabajo de una empresa de la dimensión que tiene hoy Quatromanos y qué tareas fundamentales debería impulsar el próximo gobierno de forma prioritaria pensando en el desarrollo del sector en que se encuentra la misma?

Quatromanos es profesionalismo, trabajo en equipo, cultura de trabajo, conciencia de servicio al cliente, pasión por el trabajo bien hecho y deseos de ir siempre a más. Esos son los pilares que sustentan el liderazgo de la empresa y que caracterizan a las más de treinta personas que integran la firma. Creemos que, más que el próximo gobierno, Uruguay en su conjunto debe trabajar para recuperar algunos de los valores que hicieron tan grande a este pequeño país. Hay que generar las condiciones para que las personas vuelvan a estar orgullosas de lo que hacen, para que vuelvan a entender que la forma de salir adelante y de progresar es trabajando duro, como nuestros mayores lo hicieron, y de hacer bien el trabajo de cada uno. Hay que dejar de decir que somos un país de servicios y aprender la importancia de dar realmente un buen servicio. Hay que educarse, formarse y perseguir sueños, no ponerse límites y emprender. Y si algo puede hacer el Estado es alentar a que esto suceda, premiando a quienes hacen las cosas bien y viendo de qué modo puede facilitar las cosas a quienes emprenden, a quienes quieren crecer, a quienes quieren estudiar, a quienes buscan invertir y trabajar duro.

¿Cuáles son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década?

El Uruguay, como país, debe encarar sin demora algunos temas clave. La educación, porque sin educación no hay futuro posible. Los que quieren formarse se van al exterior a hacerlo, y quedamos en desventaja con el mundo. La seguridad, porque necesitamos gente que invierta y emprenda, que genere oportunidades y empleo, y pocos van a querer invertir en un país donde la gente pone un negocio o sale a trabajar y no sabe si regresa a casa por la noche. Y el costo país, porque si no atacamos este tema de manera urgente los uruguayos no podrán competir con el mundo. Si todos trabajamos juntos en esos tres puntos, dejando de lado diferencias y pensando en los que vienen detrás, Uruguay tiene una gran oportunidad. No tenemos derecho a desperdiciarla.