“Casi el 90 % de los contratos de seguros de nuestra plaza se realizan por intermedio de asesores”

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Juan Pablo Risso, presidente de Aproase 


El presidente de Aproase aseveró que más allá del desarrollo de nuevos canales de venta, los asesores de seguros continuarán siendo piezas fundamentales para el sector.

 Las nuevas tecnologías y los canales de venta cada vez más inmediatos inciden en la actualidad del mercado asegurador. En este contexto, ¿cómo vislumbra el rol del corredor de seguros dentro del mercado uruguayo en los próximos 10 años?

Entendemos que el rol del Productor Asesor de Seguros no puede reemplazarse por ningún canal alternativo de venta. El asesoramiento en el momento de la contratación de la póliza en cuanto a las coberturas necesarias para proteger el patrimonio de los clientes solo lo puede brindar el asesoramiento de un profesional.

Además, dicho profesional asistirá al cliente durante la vigencia del contrato y, fundamentalmente, en el momento del siniestro será quien le asesore para que la indemnización sea ajustada al daño sufrido de acuerdo a la cobertura contratada.

Prueba de ello es que casi el 90 % de los contratos de seguros de nuestra plaza se realizan por intermedio de los Corredores Asesores.

¿Qué aspectos fundamentales se deberían desarrollar para fomentar la cultura del seguro en Uruguay?

Fundamentalmente, la parte de vida, salud y, principalmente, los seguros de vida que contengan una renta o un retiro importante de capital al llegar a determinada edad. Los potenciales clientes deben entender estas coberturas como un complemento de la jubilación imprescindible en la actualidad.

¿Cuáles son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década? 

Sin duda, la educación debe ser el pilar fundamental donde debe apoyarse el desarrollo futuro. En adelante, se necesitará cada vez de personas más preparadas.

Además, el país debe abrirse al mundo buscando el desarrollo de las exportaciones, mejorando así la balanza comercial.