Ramos: “iremos adaptándonos a las nuevas tendencias” de movilidad

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Pablo Ramos, director de Operaciones de Santa Rosa Motors


Con la mirada colocada en el futuro, Santa Rosa Motors proyecta su desarrollo en el negocio de los automóviles usados y en la vanguardia de la movilidad eléctrica.

¿Cómo imagina a Santa Rosa Motors en el mediano y largo plazo, teniendo en cuenta que es una empresa inmersa en un sector como el automotriz, que está en continuo cambio, y donde la tecnología tiene un papel cada vez más relevante?

Proyecto a Santa Rosa Motors desarrollando un gran mercado, principalmente en el negocio de los usados, con la inversión de Car One en la Ruta Interbalnearia y Camino de Los Horneros. Considero que la empresa va a seguir sumando marcas, que llegarán desde nuevos orígenes para complementar el amplio catálogo, y ubicándose a la vanguardia en el desarrollo de movilidad eléctrica. Hoy Santa Rosa Motors es un grupo que está liderando en la materia, principalmente Renault, por lo que creo que a futuro vamos a seguir en esta línea, adaptándonos a las nuevas tendencias de comercialización.

¿Qué tareas fundamentales debería encarar el próximo gobierno en forma prioritaria pensando en el desarrollo del sector automotriz en Uruguay?

Optimizar la movilidad urbana debería ser prioritario, ya que es un tema que hace a la calidad de vida del ser humano, entendiendo por movilidad urbana la capacidad de trasladarse del punto A al B en el menor tiempo posible y con comodidad. En este sentido, mejorar la infraestructura es clave, atendiendo a todo lo que necesitan los vehículos para trasladarse correctamente, ya sea a nivel de tecnología inteligente, como semáforos, así como la mejora de las calles, todo en miras de agilizar y hacer más seguro el tránsito.

¿Cuáles son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década?

Lo principal es mejorar los servicios públicos en materia de salud, educación y seguridad. La educación es la base de todo, por eso creo que es un tema a considerar de forma primordial y en lo que debería invertirse para garantizar un producto bueno. Lo mismo con la salud y la seguridad. Sería ideal que los estándares que se ofrecen en la órbita estatal no hagan necesaria la contratación de servicios privados.