“La inquietud por desafiar el statu quo es algo que nos caracteriza a todos los que formamos Kona”

Diego Cibils, cofundador y CEO de Kona Tech.


Kona Tech surgió en 2014, tras la búsqueda de una idea para desarrollar aplicaciones móviles de manera fácil y rápida. Luego, su modelo de negocios se fue ampliando, y alcanzó también el ámbito empresarial. Hoy la compañía se encuentra en proceso de ser un “partner de negocios” de IBM, con quien desarrolla tecnologías de Watson para realizar chatbots o asistentes virtuales. “Nos encanta lo que hacemos, y lo hacemos cada día mejor que el anterior”, aseguró el CEO de la compañía, Diego Cibils, en diálogo con Empresas & Negocios. Entre los proyectos futuros de Kona está la mudanza a las oficinas de Sinergia Tech en el World Trade Center, el desarrollo de nuevos productos y continuar con la expansión regional que comenzó el año pasado.

Por Federica Chiarino | @FedeChiarino

¿Cómo y cuándo surgió Kona Tech Uruguay?

En el 2014, durante una charla con Santiago Cotto -mi socio cofundador- acerca de una idea para construir un producto con el fin de desarrollar aplicaciones móviles más fácil y más rápido. En ese momento nos pusimos a desarrollar un prototipo. Al ver que funcionaba, nos tiramos al agua con la creación de lo que llamamos “Kona Cloud”. Luego, vimos que el mismo producto lo podíamos usar para empresas y armamos una versión empresarial, que hoy es la base de la compañía.

 ¿Qué servicios ofrecen?

Hoy Kona tiene cuatro áreas bien diferenciadas. El área de servicios de consultoría y desarrollo de software, el área de productos, el de inteligencia artificial y cognitiva -donde hoy desarrollamos nuestros chatbots o asistentes virtuales-, y un área a la que denominamos “garage”, que es donde probamos cosas, inventamos mini-startups o nos asociamos con startups que necesitan de un socio tecnológico para crecer.

¿Quiénes son sus principales clientes?

Trabajamos con empresas en las áreas de Retail, Banca, Agro y Turismo en Uruguay, México y Estados Unidos.

¿Cuántas personas integran el equipo de Kona Tech Uruguay y qué rol cumple cada uno?

Somos pocos pero buenos. Una de las premisas de Kona es mantener la estructura muy liviana pero con el mejor equipo. En el centro de la empresa somos cinco personas, responsables una por cada área. Además, hay una persona encargada de operaciones, que es quien mantiene todo ordenado para poder seguir creciendo. Luego, trabajamos con socios estratégicos y profesionales que colaboran con Kona en proyectos específicos. Promovemos el trabajo remoto porque entendemos que al talento hoy en día hay que darle libertades para que trabaje cómodo. Hoy tenemos gente que trabaja desde Australia, Estados Unidos y Europa para nosotros. En total, unas 25 personas trabajan para KONA de una u otra forma.

 ¿Qué cosas distinguen a Kona Tech dentro de su rubro?

Desde que arrancamos intentamos no hacer lo mismo de siempre. En Uruguay nos conocemos todos y sabemos qué hace cada uno, por lo que siempre estamos buscando el diferencial y cómo hacer las cosas de manera diferente, ya sea más rápido, más eficiente o de una forma que hasta ahora no se había hecho. La inquietud por desafiar el statu quo es algo que nos caracteriza a todos los que formamos Kona. Intentamos siempre mirar lejos, entender para dónde va todo e intentar estar ahí cuando venga la ola. Hoy, por ejemplo, tenemos un diferencial con tecnologías como IBM Watson, porque invertimos desde hace más de un año y hoy estamos capitalizando esa inversión. Cuando arrancamos, pocos hablaban de chatbots o asistentes virtuales, y hoy es un tema que está en constante crecimiento y lo escucho en todos lados.

¿Podría mencionar dos o tres proyectos exitosos que Kona Tech haya desarrollado o en los que haya participado?

Muchos de nuestros proyectos son corporativos. Pero de los proyectos que podemos mencionar, los que más nos ha gustado trabajar son la plataforma colaborativa de viajes Vívela; la Nueva Tarjeta Joven para el INJU, que ahora es una aplicación móvil; y en estos días se lanza una novedosa plataforma de venta de ganado ‘peer-to-peer’ que va a revolucionar el negocio del agro, que se llama ‘CampoMercado’.

 ¿En qué proyectos están trabajando actualmente?

Estamos trabajando en varios proyectos para clientes. Pero específicamente hoy en Kona estamos construyendo dos productos que son la base de la visión que tenemos a futuro. Por un lado, la versión nueva de Kona Cloud que vamos a sacar este año bajo otro nombre, y una plataforma para asistentes virtuales construida sobre IBM Watson que nos permite crear estos chatbots en menor tiempo y con mejor entrenamiento.

¿Cómo surgió la relación de “partnership” con IBM y cómo evalúa el trabajo conjunto con esta compañía?

Cuando arrancás de cero tenés que buscar alianzas para poder apalancarte y crecer. IBM tiene presencia en Uruguay, una imagen de marca excelente en el mundo y son pioneros en inteligencia artificial con IBM Watson. Nos recibieron en sus oficinas, les contamos lo que estábamos haciendo y desde ese momento nos dieron su apoyo con el programa de emprendedores globales. Eso fue de gran ayuda porque nos permitió posicionarnos ante empresa grandes sabiendo que IBM nos apoyaba. Hoy en día, estamos en el proceso de ser ‘business partners’ de IBM y trabajamos en conjunto en oportunidades y clientes.

¿Cómo evalúa el éxito de Kona desde su lanzamiento hasta ahora?

Cuando emprendés siempre tenés un sueño y muchas ganas. En el medio pasan muchas cosas. Esto es una montaña rusa de sensaciones constante que nunca para. Un día te sentís la persona más exitosa y al otro día todo lo contrario. El manejo de eso es la clave para seguir adelante. Con Kona estamos donde queremos estar. Considero a Kona como un producto del esfuerzo de un gran equipo y lo que hemos hecho, los clientes que tenemos y nuestras ganas hacen que la evaluación hasta el momento sea muy positiva. Nos encanta lo que hacemos, y lo hacemos cada día mejor que el anterior.

¿Cuáles son los principales desafíos de su jornada laboral en Kona?

Sin dudas que el manejo del tiempo es lo más desafiante. Hay muchas cosas para hacer, muchas ideas, muchas personas que querés conocer. Y además de eso, hacer que Kona funcione y timonear el barco a medida que cambia la industria. En estos años he leído y aprendido a gestionar mejor mi tiempo, y eso me ha hecho más eficiente en todo.

¿Cómo se posiciona Uruguay en materia de servicios de internet y soluciones de software en comparación con la región?

Muy bien. He ido a varios países de la región y normalmente estamos a la par o aún más adelantados. Tenemos un gran beneficio y es la conectividad en Uruguay, con conexiones a internet que hacen que trabajar desde acá sea muy fácil. Las ganas de aprender que veo en mi equipo y en la gente de tecnología, hace que estemos siempre en la cresta de la ola. Las empresas de soluciones de software son cada vez más y hay oportunidades para todos.

 ¿Qué proyectos tiene Kona Tech Uruguay para este 2017?

Tenemos la mudanza a World Trade Center. Estamos armando las oficinas nuevas dentro de Sinergia WTC, donde vamos a estar rodeados del ecosistema emprendedor de donde venimos y que tanto nos gusta. Esperemos en marzo ya estar instalados. Además, procuramos lanzar los productos que mencioné anteriormente, desarrollar más capacidades en el área de inteligencia artificial y servicios cognitivos; y continuar con la expansión regional que comenzamos el año pasado.


Señas de identidad

Diego Cibils tiene 36 años. Es emprendedor de profesión y tiene vocación de aprendizaje. Admira al magnate de negocios inglés Richard Branson “por su espíritu emprendedor y por la forma de disfrutar la vida”. Fuera del mundo laboral, es un gran cinéfilo y deportista. Realiza actividades como ciclismo, corre ultra-maratones, triatlones como el Iron Man y tiene la meta futura de subir el monte Everest. Este es uno de los objetivos que el emprendedor se impone para salir de su zona de confort y ver hasta dónde puede llegar. En cuanto al cine, su película preferida es “The Matrix”, de 1999.