“Nuestro Uber es el teletrabajo”

Leonardo Loureiro» representante del colegiado de la CUTI

Uno de los integrantes del cuerpo colegiado que preside la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información y Comunicación (CUTI), Leonardo Loureiro, dialogó con CRÓNICAS acerca de la importancia del capital humano en su industria que es la octava en contribución al PIB del país. “No alcanza con los 600 que se gradúan por año”, afirmó el también vicepresidente de Global Markets de la Cámara y aseguró que el teletrabajo es “el Uber” del sector de tecnologías de la información, cuyas empresas deben luchar por retener el personal en las oficinas. Finalmente, Loureiro indicó que hoy en día está en estudio una ley de teletrabajo que se hace en conjunto con el Ministerio de Trabajo y resaltó que hacia fines de año, el apoyo explícito del gobierno al sector de las TIC se verá plasmado en una misión de la Cámara a Estados Unidos que se espera esté encabezada por el presidente Tabaré Vázquez.

Por María Noel Durán | @MNoelDuran

 -Según la encuesta presentada esta semana por la CUTI, las exportaciones en tecnologías de la información  se mantuvieron en 2015 con respecto a 2014. ¿Cómo impacta esto? ¿Qué es lo que más se exportó?

-Nos mantuvimos en el rango de los US$ 277 millones. Lo que pasó fue que las exportaciones desde Uruguay decrecieron y las exportaciones desde nuestras oficinas en el extranjero crecieron, entonces se compensaron y  quedamos estancados. Lo que más se vende siguen siendo los servicios; todavía seguimos teniendo una relación 2 a 1 de servicios a productos. Se venden muchos más servicios.

 -La industria uruguaya de las TIC facturó más de mil millones de dólares en 2015. ¿Cómo la posiciona este dato frente a las demás industrias locales y de cara al resto de la región?

-Frente a las demás industrias, si contamos el porcentaje de PIB que representa cada una, las TIC se ubican, más o menos, en el octavo lugar. Por otra parte, frente al resto de la región oscilamos entre el tercer y el cuarto puesto de exportación.

“Somos reconocidos por el Plan Ceibal y la fibra óptica”

-¿Cuáles son nuestros principales competidores?

-En 2005 y 2006 nosotros éramos los mayores exportadores netos y los países que más crecieron en esos años fueron Argentina y Brasil, ya que sus crisis internas los potenciaron hacia afuera.

Hoy, regionalmente, competimos con todos, no hay uno que sea más importante que otro.

-Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones uruguayas en tecnologías de la información. ¿Cómo influye la asunción de Trump y su cambio en las reglas del juego?

-Nos provoca incertidumbre porque no tenemos claro cuál va a ser el impacto. Igualmente, hay cosas que son más preocupantes para nosotros que vienen de otras administraciones, por ejemplo conseguir visas para los profesionales que desean trabajar en Estados Unidos, eso se mantiene. El otro tema importante es que Estados Unidos tiene una carencia estimada de entre 70.000 y 80.000 profesionales de tecnología de la información, por lo tanto, o hacen entrar gente o contratan gente que trabaje desde el exterior. Esa cifra no va a cambiar porque al igual que nos pasa a nosotros no pueden crear tantos recursos humanos. A su vez, hay muchas empresas uruguayas que van a instalarse en Estados Unidos y esto está alineado con las políticas de Trump, ya que él quiere que las empresas se instalen en su país.

 “Cuando salimos a vender servicios tecnológicos, decir que es de una empresa que está instalada en Uruguay es un plus. No hay que perder el status de país serio”

-¿Sería bueno que esa carencia de recursos humanos fuera cubierta por profesionales uruguayos?

-Hay un nicho, hay oportunidades y nuestros profesionales están muy bien considerados porque brindan servicios de alta calidad, pero nosotros mismos tenemos un problema de recursos humanos. Las 600 personas que egresan al año de las capacitaciones formales en Uruguay no nos alcanzan para poder crecer en el mercado internacional.

-El segundo mercado en importancia al que exporta Uruguay es Argentina, que también está pasando por una situación económica complicada. ¿Cómo analiza el contexto regional?

-Argentina está haciendo una inversión en tecnología mucho más grande que los anteriores años, por eso los estamos viendo con buenos ojos y estamos planificando una misión comercial hacía allí, al igual que lo estamos haciendo para Estados Unidos en la que será una visita muy importante en el mes de octubre o noviembre y que esperamos que esté encabezada por el presidente Vázquez.

Hay cifras ya dadas para que Argentina crezca y vemos eso, además es hacia donde apuestan a crecer las empresas uruguayas.

El que más nos preocupa de los internacionales es Brasil porque estaba en segundo puesto de nuestro ranking de exportación, con un 19%, y cayó a la décima posición, con 4%.

-¿Han tenido diálogo con el gobierno para que Vázquez esté al frente de esta comitiva?

-Sí, Álvaro Lamé, que lamentablemente falleció en los primeros días del año, había comenzado las negociaciones con Secretaría de Presidencia; en principio están todas las condiciones dadas. Esperamos que vayan más de 100 empresas tres días a California y un día a Washington.

-El año pasado Álvaro Lamé se encargó de establecer diferentes acuerdos en torno al tema del teletrabajo con el Ministerio de Trabajo y también tocó el tema con el Ministerio de Economía y Finanzas.  Desde la CUTI  ¿se apuesta a fortalecer esta modalidad?

-Para nosotros es fundamental el teletrabajo. Uno de los principales agentes de cambio que tenemos en cuanto a la educación es la UTEC, esta Universidad brinda capacitación a distancia y estas personas están capacitadas para trabajar a distancia, por lo tanto este tecnólogo universitario que viva, por ejemplo en Sarandí del Yi, tiene que poder seguir viviendo allí sin la necesidad de tener que ir a trabajar todos los días a Montevideo. Nosotros queremos fomentar el teletrabajo.

 -¿La falta de recursos humanos es el principal freno que tiene la industria?

-Sí, es el principal freno. Nosotros estamos con una fuerte actividad en conjunto con el Plan Ceibal de jóvenes de 19 a 26 años que programan, también estamos en un proyecto con Inefop para calificar en carreras técnicas de dos años.

-¿Se da una fuga de cerebros en el sector porque las actividades sean mejores pagas en otros países?

-Nuestro principal Uber es el teletrabajo, porque muchas personas que trabajan en el sector no se van a trabajar a Estados Unidos sino que salen de nuestras empresas para trabajar desde acá para Estados Unidos. En eso tenemos que trabajar, en las posibilidades que brinda el teletrabajo.

 -¿Se habla sobre este tema con el Ministerio de Trabajo?

-Sí, estamos trabajando en hacer una ley de teletrabajo. La OIT dice que es uno de los principales puntos en los que hay que hacer énfasis y es lo que estamos haciendo.

 “El precio del dólar nos complica en materia de competitividad porque nos hace ver menos atractivos que otros países de la región”

-¿Perciben el apoyo del gobierno para potenciar al sector?

-No solo lo percibimos, lo tenemos expreso. Principalmente trabajamos de forma activa con el Ministerio de Industria, y tenemos el apoyo total de la ministra Carolina Cosse y con ella establecimos los planes de acción para este año. El trabajo es en conjunto.

 -¿Cuáles son las principales líneas de trabajo para el 2017?

-La internacionalización, principalmente en Estados Unidos y Argentina, y apoyamos a nuestros socios (que tienen presencia en 52 países). También nos vamos a concentrar en los recursos humanos y formar también los recursos internos para ser cada vez más competitivos.


Las cifras

La última encuesta realizada por la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) entre sus empresas socias, correspondiente a 2015, reflejó un estancamiento de las exportaciones respecto al año anterior, alcanzando los US$ 277 millones, mientras que las ventas en el mercado interno registraron un aumento de 8,95% con ventas por US$ 791 millones, liderado por los sectores de Infraestructura TI y Servicios TI.

Este incremento, que se registra en un escenario económico internacional y regional marcado por la incertidumbre y el bajo crecimiento, permitió que la facturación total del sector de las Tecnologías de la Información (TIC) ascendiera a US$ 1.069 millones, un monto 6,48% superior al registrado en igual periodo de 2014.

Estados Unidos es el destino principal de las exportaciones (40,7%) seguido por Argentina (6,4%), España (6,1%), Colombia (5,6%) y Chile (5,4%). En cuanto a la presencia física en otros mercados, el 23% de las socias de CUTI declaró estar también en el exterior, fundamentalmente en países como Argentina, Estados Unidos, Colombia y Chile. El 12% tiene presencia directa y 14% está presente de forma indirecta.

Las ventas al exterior desde las sucursales en el extranjero alcanzaron los US$ 66 millones en 2015, lo que significó un incremento de 30% respecto al 2014, mientras que las exportaciones desde Uruguay sufrieron una caída de 7% en 2015. Sin embargo, las exportaciones han desarrollado un crecimiento significativo desde una perspectiva de mediano plazo, con una tasa de crecimiento anual en los últimos cinco años de 3,5%.

El sector, de acuerdo a la medición de CUTI, genera casi 12.000 puestos de trabajo, con muy bajos índices de rotación. A nivel de segmentos, “Servicios TI” es el que emplea a más personas, con aproximadamente 4.500 puestos de trabajo, seguido por “Infraestructura TI” con algo más de 3.000 empleos.

El empleo femenino representa el 32%, aumentando un 2% respecto a la encuesta pasada. Desde la Cámara se llevan adelante actividades que incentivan la participación de las mujeres en el rubro y que han permitido generar una tendencia hacia la reducción de la brecha de género.

A nivel etario, se destaca que el 63% de los empleos del sector están ocupados por personas menores a 35 años y solo el 7% es mayor de 50 años. Las personas jóvenes se concentran en los puestos de especialistas, asistentes y administrativos, en tanto, los cargos con mayor proporción de personas mayores de 50 años son los de dirección y gerencia, los comerciales y los de personal de servicio.