Ocupación en la construcción está cerca de los niveles prepandemia, según presidente de la CCU

Recuperación> Se debe a repunte de la inversión privada y pública

Diego O'Neill, presidente de la CCU.

En diálogo con CRÓNICAS, el presidente de la Cámara de la Construcción (CCU), Diego O’Neill, se refirió a la realidad de la industria. Según indicó, el protocolo sanitario “tiene su impacto en la jornada diaria” pero “ya está asumido e incorporado”; en este contexto, afirmó que la ocupación en el sector “casi ha vuelto al nivel prepandemia”. Además, insistió en que para repuntar la caída sufrida se necesita inversión tanto pública como privada.

Por Ignacio Palumbo | @ignacio_palumbo

– ¿Cómo celebrará la Cámara este Día de la Construcción?

– Vamos a hacer un evento presencial para 60 personas, y lo vamos a transmitir también por web. La presencialidad va a ser dada a los directivos de las gremiales, el orador principal será el presidente de la República, y estarán invitadas las autoridades de las carteras vinculadas al sector.

– ¿Podría hacer un balance general de cómo se encuentra hoy la industria?

– Nosotros venimos de cinco años de caída de la actividad. Este primer semestre también ha sido de caída, pero tampoco se puede desconocer la presencia de la pandemia y el efecto que puede haber tenido. Después de la licencia especial que vivimos en la actividad hasta el 13 de abril, hemos trabajado con normalidad o bastante normalidad, obviamente con el protocolo del cuidado y de evitar el contagio, algo que tienen su impacto en la jornada diaria pero que ya está asumido e incorporado.

La ocupación, que en abril había caído, se viene recuperando mes a mes. Estamos en el entorno de los 43.500 trabajadores al mes de julio, cuando en febrero estábamos en 44.500; es decir, ya casi hemos vuelto al nivel prepandemia.

– ¿Qué es necesario para mejorar aún más el desempeño de la construcción?

– La caída de la actividad se explica por la caída de la inversión. Entonces, lo que el país necesita es inversión, tanto privada como pública.

El gobierno está tomando una serie de medidas para promover la inversión privada. Habrá que ver también cómo se da en un escenario todavía de crisis sanitaria global. Indudablemente la recuperación de la actividad es por el repunte de la inversión privada y pública.

– En una entrevista con CRÓNICAS del 15 de mayo, decía que el protocolo “no es vacuna” y que se venía funcionando bien en un contexto de baja circulación del virus. Pero hoy la realidad es que el país está viendo un rebrote de casos y alcanzó niveles récord tanto de confirmados como de activos. ¿Cómo se ve impactada la construcción por esta coyuntura?

– Por el momento no hemos tenido casos positivos en obras en estas semanas, más allá de los que hubo hace unos meses que fueron, primero, en una obra en Colonia, después en Montevideo, y después en UPM, pero de esto ya hace un tiempo.

Pero hay que seguir cuidando, hay que seguir cumpliendo todas las medidas del protocolo; pero por el momento no hemos tenido casos positivos.

– ¿Se está cumpliendo rigurosamente con los protocolos sanitarios? ¿Ha habido alguna sanción?

“En general se está cumpliendo (con el protocolo sanitario), pero hay un poco más de confianza y puede haber algún relajamiento”.

– No estoy enterado que haya habido sanciones por parte del Ministerio de Trabajo, pero puede ser que sí.

En general se está cumpliendo, también -como nos pasa en todos los ámbitos de la sociedad- hay un poco más de confianza y puede haber algún relajamiento. Pero en general se está cumpliendo.

– En aquella mencionada entrevista, había dicho que se esperaba que UPM2 incorporara a 3.000 trabajadores en la planta para el segundo semestre. ¿Esto fue así?

– Está creciendo, la idea es que llegue a fin de año con 3.000 trabajadores. Todavía no se llegó a esa cantidad en la planta.

– La llegada de miles de extranjeros, en su mayoría argentinos, ¿puede redundar en un incremento de la actividad para la construcción?

– Probablemente sí, pero lo que pasa es que eso es una hipótesis de lo que pueda suceder. No me consta que esté sucediendo.


Plan futuro

– ¿Qué perspectivas tiene para el cierre de este año?¿Qué se puede esperar para el 2021?

– Seguramente vamos a terminar el año con una nueva caída de la actividad, todavía no la tenemos estimada. Pero para el año que viene somos optimistas y tenemos expectativas de tener un escenario mejor que el actual.

Esperamos que con el impulso de la planta de UPM y de otras obras conexas, los proyectos de participación público-privada, y los estímulos que el gobierno ha planteado para vivienda promovida, así como los proyectos de reactivación económica, podamos empezar a recuperar lentamente la actividad.

Lo que la industria de la construcción necesita es inversión, tanto privada como pública.

Sobre la primera ya me referí. En cuanto a la segunda, la Ley de Presupuesto es restrictiva por todas las dificultades de déficit fiscal, pero entendemos que también habrá que hacer un esfuerzo por encontrar formas de financiamiento alternativo para poder hacer la infraestructura que el país necesita. La infraestructura es esencial para el desarrollo económico, también para el desarrollo social, y tiene un impacto directo tanto en el crecimiento como en la generación de empleo.

Así que esperamos que se vayan desarrollando otras formas alternativas de financiamiento para poder hacer todas las obras que el país necesita.