Comenzó la cosecha de trigo con preocupación de los agricultores por bajos rendimientos y calidad

TODAVÍA NO HAY ACUERDO EN EL PRECIO DEL ARROZ DE LA ZAFRA PASADA

La semana pasada comenzó la cosecha de trigo en el norte del país con magros resultados en calidad y rendimiento. En el sur las trillas comenzaron en la presente semana. Situación similar está afectando a los agricultores brasileños, también por los excesos de lluvia durante el desarrollo del cultivo. Hasta el momento no hay acuerdo entre la industria y los arroceros por el precio provisorio del grano de la zafra anterior.

El integrante del equipo técnico de la cooperativa Copagran de Paysandú, Edgard Nasta, comentó al portal Grupo Trigo que en su zona se avanzó un 10%, con rendimientos muy por debajo de los rendimientos de la zafra anterior y magros resultados en calidad. “Se arrancó con los primeros trigos que, en general, maduraron aceleradamente. Los datos no son muy buenos. Los ph de 74 a 80. Los rendimientos oscilan entre 1.400 kilos por hectárea hasta 3.300 kilos, que parecen ser los máximos. El promedio se espera que ronde los 2.300 kilos por hectárea”, señaló.

Por su parte Leonardo Olivera, técnico de Copagran en el departamento de Colonia, sostuvo que, en la presente semana comenzaron la cosecha en esa zona con los ciclos más intermedios – cortos. “Se observa una falta de rendimiento y grano desparejo”, afirmó, con chacras de trigo afectadas por bacteriosis y algún otro problema sanitario puntual.

Estimó que varias chacras lograrán trigos con buena calidad forrajera, en variedades muy afectadas por roya y bacteriosis. “Es importante destacar que no hay fusarium, no lo estamos viendo como problema”, dijo.

El problema de llenado de grano probablemente se traduzca en un ph más bajo y “habrá que ver qué pasa con la proteína”, explicó.

El inicio de las cosechas de trigo y cebada está cobrando fuerza con resultados ya esperados en lo que refiere a calidad y rendimiento como consecuencia de los excesos hídricos que afectaron los cultivos. El portal Monitor Agrícola reportó la compra de trigo de muy bajo peso hectolítrico, con buen nivel de proteína y algún problema de fusarium por parte de corrales a valores puestos entre US$ 150 a US$ 155 por tonelada.

En lo que hace al stock de trigo al 1ro. de noviembre totalizó 207.570 toneladas, el volumen más bajo del año y 40% inferior a las existencias en igual mes de 2016. Hace un año atrás las existencias de trigo totalizaron 346.855 toneladas, de acuerdo a los datos del Plan Nacional de Silos, dependiente del Ministerio de Ganadería. Agricultura y Pesca (MGAP).

Del total, 56.081 toneladas se encuentran en acopios, 45.962 en giro industrial, y 49.949 toneladas en manos de productor acopiador. El restante en otros giros no detallados.

Los datos no contemplan productores con silo bolsa y acopiadores con menos de 1.000 toneladas.

En lo que va del año (entre enero y cerrado octubre) Uruguay exportó 230.466 toneladas por un valor de 39,5 millones de dólares. En el mismo período de 2016 fueron 548.000 toneladas por U$S 102,7 millones. Es decir, un desplome de 61% medio en valor y 58% menos en volumen.

Arroz

Hasta el momento no hay acuerdo sobre el precio provisorio del arroz de la zafra pasada entre la industria y los productores. La industria propuso a la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) una suba del precio provisorio del arroz de la zafra 2016-2017 la cual no fue aceptada por los productores. Directivos de ACA señalaron que si bien existe un margen de negociación ante de la asamblea del gremio prevista para el 30 de noviembre, que se decidió aguardar hasta febrero de 2018 cuando se fije el precio definitivo.

Cabe recordar que en junio se había fijado un precio provisorio -incluyendo la devolución de impuestos y descontando el pago del Fondo Arrocero- de US$ 9 por bolsa. A eso se sumó un crédito de la industria de 30 centavos de dólar por bolsa.

Los directivos reconocieron que los precios de exportación del arroz son mejores que el año pasado y que la lograda hasta el cierre de junio, pesa negativamente en la balanza el aumento de los costos industriales.

Lo que acordaron ambas partes fue un nuevo contrato sobre el premio a la variedad Tacuarí para la zafra 2016-2017 y para 2017-2018. Es una variedad que se exporta al mercado peruano. El objetivo es regular el premio a los efectos de “racionalizar su producción para compatibilizarla con la demanda existente a nivel de exportaciones”, comentaron al portal Blasina y Asociados. El premio se ubicará entre 8% y 12% sobre el precio de las variedades.


En Brasil existe incertidumbre en los productores por calidad del trigo

De acuerdo a la información suministrada por el diario Zero Hora de Brasil, con la cosecha recién comenzada, no hay certeza sobre el destino del trigo sembrado en ese país y, fundamentalmente en Río Grande do Sul. Este año, el productor decidió apostar a una variedad del grano tipo blanqueador, apostando a un nicho de mercado de panificación. La baja calidad del grano como consecuencia el exceso de lluvias y poco frio durante el invierno, no permitirá alcanzar dicho nicho.

Además, la calidad del trigo que debería tener para el uso industrial, llevará a la industria a una mayor importación del grano en 2018. Las estimaciones de la Asociación Brasilera de la Industria de Trigo (Abitrigo), consideran que habrá que importar 8 millones de toneladas, cuando la media de los últimos años fue de 6 millones de toneladas.

La Asociación estima que la zafra 2018 tendrá una producción nacional de 4,5 millones de toneladas, casi 2 millones menos que la cosecha anterior. La importación se realizará desde Argentina con el agregado que también llegaría harina desde dicho país, lo que sería perjudicial para la industria de ese país.

La escasez de trigo en el mercado interno llevó al Ministerio de Agricultura a solicitar la excepción de la Tarifa Externa Común (TEC) del 10% para importar hasta 750 mil toneladas por fuera del Mercosur. El pedido es analizado por la Cámara de Comercio Exterior (CAMEX) ya sea de Estados Unidos o Rusia. Otros estudios consideran que Argentina tendrá una cosecha de entre 17,5 y 18 millones de toneladas de trigo, suficiente para abastecer las necesidades brasileñas.