Informe mensual de FAO estimó que stocks de cereales a nivel mundial lleguen a 3.331 millones de toneladas

RENDIMIENTOS DE CULTIVOS SON AFECTADOS POR SEQUÍA

Pese a que existen problemas climáticos en varios  países productores de granos, los stocks mundiales de granos muestran un posicionamiento firme en materia de abastecimiento. En Uruguay, las variaciones del cambio climático -con la aparición de La Niña- están provocando afectación en los cultivos lo que se reflejará en los rendimientos.

Los stocks globales de trigo y maíz alcanzarán un nuevo récord en la campaña comercial 2017-18, según las últimas previsiones de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), de acuerdo a lo informado por el portal Grupo Trigo.

En su último informe mensual la FAO estimó que los stocks mundiales de cereales alcancen casi 3.331 millones de toneladas.

La última estimación de dicha organización para la producción mundial de cereales 2017 -publicada esta semana- marca un récord histórico de 2.640 millones de toneladas, un 1,3% por encima de la de 2016. La proyección dio además un salto de 13,5 millones de toneladas desde diciembre, lo que supone una segunda revisión consecutiva al alza.

El incremento en la estimación se debe a un aumento esperado en la producción de granos en varias zonas productoras del mundo.

La FAO proyecta un aumento de la producción de maíz en China, México y la Unión Europea, así como una mayor producción de trigo debido a cosechas voluminosas en Canadá y Rusia. Se prevé que la producción de arroz aumente en China.

En nuestro país, el comienzo del mes no es favorable en lo que hace a precipitaciones debido a que los estudios realizados del clima para los meses de febrero, marzo y abril, indican un 40% de probabilidades de falta de lluvias para el norte y este del país, así como, de un 40% de probabilidades de temperaturas por encima de lo normal para dichas zonas. El dato más positivo es que para las zonas donde está cultivada la soja, las condiciones son más normales.

Como es sabido esta situación se debe al fenómeno llamado “La Niña”; ahora, de acuerdo a la información suministrada por el Servicio Meteorológico australiano, en su último reporte lanzado esta semana, indica que dicho fenómeno climático habría alcanzado su pico máximo en las últimas semanas. El evento sigue siendo clasificado “como de baja intensidad y se prevé que finalice en el otoño del Hemisferio Sur”.

Agrega el informe que “las temperaturas de la superficie del mar del Pacífico tropical central tuvieron un leve calentamiento desde finales de diciembre, con la mayoría de los modelos previendo que La Niña termine en el otoño del Hemisferio Sur”, dijo el organismo mencionado. En referencia a la pérdida de fuerza del evento climático, el sitio brasileño Noticias Agrícolas, coincide con las previsiones mencionadas.

“Cinco de los ocho modelos investigados”, por el servicio australiano, coinciden que “este evento probablemente atravesará el verano en el Sur y se deteriorará a principios del otoño de 2018”.

Fuera de la región -donde Argentina y Brasil también sufren las consecuencias por la falta de lluvias- la situación en Estados Unidos (uno de los mayores productores y exportadores del mundo), las condiciones para los cultivos de trigo cayeron en enero en varios estados del sur, afectados por la sequía, incluido el principal productor, Kansas, según el reporte semanal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicado este lunes.

El deterioro en los cultivos presionó los futuros del trigo a lo largo de la semana. En Kansas el porcentaje de trigo en condición buena a excelente se ubicó en 14% frente al 37% de fines de diciembre y el 44% de un año atrás. La analista de Reuters, Karen Braun, indicó que se trata del menor porcentaje para esta fecha desde el año 2006.

En Oklahoma el porcentaje de trigo bueno y excelente cayó del 15% a fines de diciembre a 4% al cierre de enero, contra del 33% de un año atrás. En tanto, el 79% de los cultivos se encontraba en estado pobre y muy pobre. En Nebraska los trigos en condiciones buena y muy buena llegaron al 48% frente al 64% de un mes atrás y el 47% de un año atrás, reportó el boletín especializado Monitor Agrícola.

“Hay muchos suministros de trigo, pero los precios estarán influenciados por el clima, ya que estacionalmente estamos en el mercado del clima para la cosecha del hemisferio norte”, dijo a la agencia de noticias Reuters, un analista de un banco internacional que hace el seguimiento a los mercados agrícolas mundiales.