La falta de precipitaciones golpea a cultivos de soja en varias zonas del país

PREVISIÓN DE BAJA DE PRODUCCIÓN EN BRASIL Y ARGENTINA

Las condiciones climáticas están castigando a toda la zona este y noreste del país bajando u obligando a embolsarlos, deteriorando el estado de los animales y la falta de agua en aguadas naturales y artificiales y cauces de agua. También en la región hay estimaciones a la baja en los cultivos de soja en Brasil y Argentina.

La falta de lluvias golpea a los cultivos de soja en varias zonas del este del país. Esta semana se registraron precipitaciones concentradas en el suroeste, pero en muchos casos llegaron tarde, de acuerdo al portal Génesis.

Hay una clara diferenciación del estado de los cultivos por zonas. Hay puntos en el sur del país con pérdidas en chacras y fuertes caída en el potencial de rendimientos, por ejemplo, en el sur del departamento de San José.

Álvaro Núñez, gerente técnico de Unión Rural de Flores, señaló que las precipitaciones de esta semana tendrían que haber llegado al menos, diez días antes. “Se aprecia el estrés que están sufriendo los cultivos, con rendimientos que en algunas chacras apenas llegan a los 2.000 por hectáreas”, señaló.

En la zona de influencia de Unión Rural de Flores posiblemente el rendimiento promedio se ubique alrededor de los 2.500 kilos por hectáreas; agregó que “aunque aún hay que ver si se confirman los pronósticos de lluvia para los próximos días, y si son parejos y de volúmenes suficientes para que las pérdidas no sean aún mayores. Y que las zonas que venían menos afectadas puedan consolidar mejores resultados de producción”.

“Es seguro que la producción este año será inferior a la del año pasado”, estimó. 

Génesis presentó su programa de mejoramiento en soja, en INIA La Estanzuela. Núñez explicó que Génesis, marca que comercializa trigo y soja con genética INIA, presentaron la semana pasada su Programa de Mejoramiento de Soja a productores de La Estanzuela.

Subrayó el técnico que la alta productividad, sanidad y estabilidad fueron los dominadores comunes de la jornada que se llevó adelante en campos de INIA La Estanzuela, departamento de Colonia.

Dijo que se apuntó a dar a conocer más ampliamente el Programa de Mejoramiento en soja de INIA y con muy buena recepción por parte de quienes participaron en la actividad, “En una primera instancia se vieron los materiales y diferentes cruzamientos en una recorrida de campo”. 

Luego, Sergio Ceretta, investigador de INIA, líder del Programa de Mejoramiento genético de soja, expuso sobre los desafíos y oportunidades que enfrenta el mejoramiento genético local. Y presentó, entre otros varios puntos, una evaluación del comportamiento de diferentes cultivares de soja Génesis en las últimas cuatro zafras

Producción

La Bolsa de Comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortaron sus proyecciones de cosecha de soja para Argentina. La BCR recortó de 55 millones de toneladas a 51,5 millones de toneladas su estimación sobre la producción de soja por el déficit hídrico.

 En su reporte mensual publicado el miércoles de la semana pasada, señaló que la falta de agua afectará 510.000 hectáreas de soja, en su mayoría soja de segunda. “Tras el crecimiento del área triguera, la soja de segunda ocupa este año casi 5,6 millones de toneladas, o sea el 32%de las 17,3 millones de la oleaginosa en Argentina. Por eso, la caída de rindes sobre los promedios, sobre todo en la franja Este de Argentina, ya que en buena parte de la región pampeana se estiman rindes en soja de segunda que podrían quedar por debajo de los 1.500 a 2.500 kilos. Con este nuevo panorama, el rinde nacional promediaría 3.070 kilos por hectárea”.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló en su “Panorama Agrícola Semanal” que se agrava el déficit hídrico en Córdoba y Santa Fe, mientras que lluvias frenan la pérdida de rinde en Buenos Aires y La Pampa. “Bajo este escenario la proyección de producción cae a 52 millones de toneladas, reflejando una caída de 2,5 millones de toneladas respecto al informe de la semana anterior y una caída interanual de 3,1 millones de toneladas”, comentó la publicación.

En Brasil, mientras avanza la cosecha en más del 50% del área nacional, esta semana Emater RS volvió a recortar su estimación de producción de sola de 13,3 millones de toneladas, un 32% por debajo de la previsión nacional.

La expectativa es que la producción en ese país alcance los 123,62 millones de toneladas.