Los agricultores ya planifican las siembras de los cultivos de invierno 

Se han concretado -o se está en vías de otras- la previsión de áreas para las próximas siembras; es así que se espera un incremento en el área de siembra para el trigo además de acuerdos cerrados para la siembra de cebada y se sabe que se duplicará la siembra de carinata, y falta la concreción para la colza. En Argentina anuncian una cosecha récord.

Los buenos resultados alcanzados en la cosecha de trigo ya pronostica un incremento moderado en el área del cereal. Pero también se completaron las presentaciones comerciales para la cebada en tanto UPM expresó su intención de duplicar el área de carinata (Brassica carinata, es un cultivo oleaginoso desarrollado para la producción sostenible de biocombustibles, que además de producir aceite no comestible, también produce harina proteica para la alimentación animal). Falta la concreción de los planes para la colza.

En lo que refiere a la cebada, Maltería Uruguaya S.A. (MUSA)del grupo Ambev lanzó el plan comercial 2019/2020, donde apunta en principio a mantener las 107.000 hectáreas del año pasado.

Sobre fin de mes, o durante  el mes de abril, se podrá fijar anticipadamente hasta 2.000 kilos por hectárea con dos fórmulas. Una de ellas plantea un precio compuesto en un 70% por el 100% del contrato de diciembre de trigo Chicago y el 30% por un valor fijo de US$ 195 por tonelada.

Por su parte, Maltería Oriental S.A. ya tiene vigente desde hace varias semanas el plan que permite fijar precio al 100% del contrato diciembre del trigo Chicago.

UPM presentó su plan comercial con la intención de duplicar hasta 20.000 hectáreas el área de carinata. La empresa fija el precio tomando el promedio de tres meses de la posición febrero 2020 de la colza en el mercado de París.

Sobre la caracterización preliminar de la zafra de trigo 2018/2019 confirma que además de haberse alcanzado rendimientos destacados, pudo lograrse un buen resultado en calidad, de acuerdo al Grupo Trigo.

Los datos primarios muestran una media de 78,8 kg/hl  de PH, falling number (FN) 364 y proteína en base seca 12%. La caracterización anual de la zafra de trigo es una iniciativa del MGAP-DGSA que cuenta con la colaboración de la Mesa Nacional de Trigo.

El stock de trigo al 1 de marzo totalizó 415.719 toneladas levemente por debajo de las 419.024 de un año atrás, de acuerdo a los registros del Plan Nacional de Silos. En comparación con mensual las existencias del cereal cayeron 17%, teniendo en cuenta que al 1 de febrero se registraron 500.485  toneladas.

Para la agricultura contar con un pronóstico sobre el clima es fundamental. El Instituto de Investigación del Clima de la Universidad de Columbia (IRI), actualizó sus proyecciones para los próximos trimestres. Para abril-junio pronostica entre 40%-45% de probabilidad de que se registren lluvias por encima del promedio, sobre todo Uruguay, parte de Argentina y aumenta la probabilidad para los extremos norte y sur de Brasil.

En el período mayo-julio las precipitaciones esperadas en Uruguay se ubicarían en volúmenes normales, para entre junio-agosto pasar a un 40% de probabilidad de lluvias por debajo de las normales. Para julio y setiembre aumenta nuevamente la probabilidad de precipitaciones por encima del promedio.

Rindes

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) de Argentina, emitió su informe mensual nacional en el que se estima que la cosecha de soja alcanzaría las 54 millones de toneladas, dos millones más que las proyectadas en febrero, mientras que el maíz alcanzaría 47.3  millones, 800 mil toneladas por encima de las previstas hace un mes.

El informe señala que estos respectivos volúmenes representan mejoras respecto al año anterior de 54% y 48% en soja y maíz, respectivamente.

Tales recuperaciones, no obstante, llegan como situación opuesta a la realidad vivida ante la seca que afectó tanto la zona agrícola núcleo argentina, como gran parte de nuestro país, lo que redujo las cosechas respectivas a magras cosechas al obtener los menores rindes históricos. En ambos cultivos se superarían los rindes promedios históricos de la zafra 2017-18.

Dicho informe indica que, la clave de esta zafra, más allá del crecimiento del área sembrada y de la inversión en tecnología, fue la ayuda del clima.

“La tregua de las lluvias de febrero fue fundamental. Pero también lo fueron las tormentas de los últimos tres fines de semana que cortaron la ola de calor que amenazaba los cultivos. A pesar de que el calor dejó sus marcas las estimaciones de rindes mejoraron en casi todas las provincias” según la BCR.

De todos modos, ahora el agro espera que el aporte hídrico aminore. En otro reporte, especificó para la zona núcleo, la entidad rosarina señaló que hay muchas zonas con caminos deteriorados y napas altas que podrían complicarse si los registros pluviométricos son abundantes, lo que también podría afectar la calidad de los cultivos.

La proyección de esta entidad es que la cosecha maicera cordobesa bordee los 19 millones de toneladas, 40% del total nacional. Sumando ambos cultivos, se confirma que Córdoba será la mayor productora de granos en esta campaña.