No hubo solución en el conflicto del frigorífico Solis y se complica la faena de animales y el abasto

HAY UNA IMPORTANTE OFERTA DE GANADO TERMINADO

Cuando todo indicaba que el conflicto entre la empresa y los funcionarios del frigorífico Solis se solucionaría, en la reunión tripartita del martes las partes no se pusieron de acuerdo lo que llevo al sindicato de la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines (FOICA) a plasmar la medida de un paro de 48 horas en todas las plantas del país. Las cámaras de la industria frigorífica repudiaron la medida en un comunicado; mientras desde el punto de vista de los productores también reaccionaron manifestando su malestar y recordaron que hay una importante oferta de ganado terminado y la necesidad de comercializarlo.

El volumen de animales faenados se ubicaba en el entorno de las 50.000 cabezas semanales con un incremento de las mismas en un 3% más que a igual fecha del año anterior. Sin embargo, el agravamiento de la situación ha provocado un clima de incertidumbre en la comercialización de ganado con destino a faena. El paro decretado por el FOICA condiciona la actividad en las plantas al igual que la distribución de carne fresca.

El comunicado de FOICA exhortó a marchar hacia la planta de Solís y hacer una movilización para que no trabaje en los días de paro, porque la empresa tenía la intención de embarcar ganado y tener actividad.

Al mismo tiempo catalogó la posición con la cual mantiene el conflicto como “la más rancia de los oligarcas explotadores”. La intención del sindicato fue que también se plegaran a la medida, las plantas que faenan aves y las plantas de chacinados.

Cabe aclarar que, la falta de actividad complicó a algunas plantas porque actualmente hay una misión técnica de Canadá que se encuentra realizando auditoría para mantener la habilitación para exportar con destino a ese mercado.

El fracaso de la negociación se basó en un cambio por parte de la empresa de anular los 68 despidos que había anunciado y que los obreros no aceptaban de ninguna manera.

Las dos cámaras frigoríficas de Uruguay, la Asociación de la Industria Frigorífica (ADIFU) y la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), emitieron un comunicado conjunto en el que “deploran las medidas tomadas por la federación de trabajadores, que involucran a todo el complejo cárnico, dado que deterioran gravemente la negociación colectiva que ha sido una constante en el sector”.

Recuerdan las gremiales frigoríficas que, “con gran esfuerzo” el 24 de mayo de este año se firmó un convenio colectivo que “aseguraba una paz laboral por tres años”, el cual está siendo cumplido “cabalmente” por todas las empresas de la industria frigorífica.

A pesar de esto, el FOICA indica el comunicado, por el conflicto en frigorífico Solís el gremio “ha adoptado medidas de paralización con carácter general, lo que constituye un hecho abusivo y sin precedentes”. Por estos argumentos las dos gremiales solicitan una rápida solución al conflicto “a efectos de evitar daños mayores para todas las partes involucradas”.

En cuanto al mercado de haciendas gordas para faena el mismo se ha trabado por las medidas gremiales. El precio del novillo gordo, de acuerdo a lo comentado por varios operadores de mercado, se ubica entre U$S 2,95 a U$S 3 dolares, en segunda balanza, mientras que las vacas gordas cotizan entre U$S 2,75 y 2,80 por kilo, en segunda balanza. En tanto para la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), el precio del novillo gordo de U$S2,98 en segunda balanza, y para la vaca gorda de U$S 2,77.

La preocupación del sector ganadero pasa por la necesaria reprogramación, a partir de la semana próxima, de los embarques a las plantas, lo que puede acarrear una posible caída en los valores de las haciendas.

En el mercado ganadero existe incertidumbre y genera reposicionamiento en materia de precios, tanto para la industria como para productores. La gran preocupación está centrada en cómo se encaminará el conflicto una vez finalizado el paro. Si se agravan las medidas, puede haber un descalabro en la comercialización de haciendas, como también, en el abasto interno y las exportaciones.