Solicitudes de exportación de productos forestales cayeron 18,3% respecto a igual mes del año anterior

LA PANDEMIA TAMBIÉN COMPLICA A LA FORESTACIÓN

Las solicitudes de exportación de productos forestales durante el mes de agosto tuvieron una caída del 18,3% comparada a igual mes del año anterior, de acuerdo a la información publicada en Uruguay XXI; uno de los principales motivos es la reducción de la exportación de la celulosa.

Si se analiza la evolución del precio de la celulosa y el volumen exportado, como informó el portal Panorama Forestal, se encuentra la respuesta a lo anterior. El precio de la celulosa ha estado en caída libre desde mediados del año pasado, con algunos alivios en el camino, pero la tendencia general fue bajista.

El volumen exportado se mantuvo estable, lo cual es lógico ya que no es una industria que pueda parar de un día para el otro o que pueda ajustar su oferta de forma espontánea.

Sumado a esto, la pandemia agregó incertidumbre a un mercado que venía clamando por una mejora en la relación y generó una visión cortoplacista aún peor.

En cuanto a la demanda por celulosa, mayormente proviene de China, es fundamentalmente inelástica, por lo que continuó haciéndose de materia prima a pesar de la incertidumbre, pero renegociándose los valores a la baja, aprovechándose de la sobreproducción de la mayoría de los productores a nivel mundial, entre ellos, los de Uruguay.

El portal consultó a distintos agentes de la industria y todos comparten la misma visión sobre el tema, la situación actual no es sostenible, “estamos en economía de guerra”, aseguró un industrial forestal

Los precios de la celulosa en China durante la semana pasada registraron un comportamiento dispar, en medio de informaciones con perspectiva de precios y producción para la parte final del año.

La celulosa de fibra corta (BHKP) mantuvo su precio sin alteraciones en un rango de U$S 443-445 la tonelada, mientras que los valores de la celulosa de fibra larga (NBSK) registraron una mínima corrección alcista de U$S 3 la tonelada, ascendiendo a los U$S 568-70.

Con los valores actuales el gap entre el precio por tonelada de NBSK y BHKP se ubica sobre los U$S 130 la tonelada, brecha máxima desde comienzos de 2018 y 70% por encima de su valor promedio desde 2015 a la fecha.

Desde enero a agosto de 2020 la celulosa de fibra corta muestra una caída neta del 3% a 4% en su valor, mientras que la celulosa de fibra larga registró una suba equivalente al 2%.c

Por su parte, en los últimos dos meses se materializó una disminución de envíos de celulosa, reportada por Panorama Forestal, lo que junto a otras condiciones de mercado estabilizaron las cotizaciones.

La caída en los envíos, sumado a una disminución de los stocks provocado por una demanda estacional menor y un esperado aumento en la demanda de productos derivados de la celulosa (papel de tisú y cartón principalmente) han generado un ambiente más auspicioso.

A lo anterior, se debe sumar el período programado de mantenimiento de la industria en distintos países, lo que hará disminuir aún más la oferta y equilibrar el mercado. Con este panorama, y con un flujo de noticias levemente positivo para la celulosa, algunos productores del hemisferio norte anunciaron aumentó de precio para este mes a niveles de U$S 580 a 600 la tonelada para la fibra larga en China.

Impacto

El gerente forestal de Montes del Planta, Diego Carrau, dijo que “pese a la pandemia del Coronavirus tengo que resaltar que nuestras operaciones forestales e industriales no han parado y hasta hoy, no hemos tenido contagios en nuestro personal, ni en los trabajadores propios ni de contratistas. Si aparece un caso, hay un protocolo previsto”, comentó jerarca a Blasina y Asociados.

Sostuvo que “hemos trabajado durísimo en desarrollar protocolos para mantener el distanciamiento, los cuidados personales y la higiene del lugar de trabajo. Además, redujimos la cantidad de personas en el transporte que va diariamente a nuestros centros de trabajo y hasta ahora nos ha funcionado muy bien. Tengo que destacar el compromiso de nuestra gente, vemos muy comprometido a todo el equipo de Montes del Plata”.

Afirmó que “estamos en un escenario desafiante en el mercado de la celulosa. La demanda está correlacionada con el crecimiento y -no vemos crecimiento, incluso en usos especiales como papeles de impresión, diarios y revistas- se ve una baja que, se teme, puede ser estructural”.

Sin embargo, vemos productos como los papeles de higiene y los de embalaje cuya demanda crece fuertemente, impulsada por el Covid, hablamos de papel de cocina, higiene personal y doméstico. La celulosa que produce Montes del Plata es de fibra corta, de Eucaliptus, cuyos usos principales son impresión, higiene y embalaje, hoy vemos que el e-commerce está en expansión y eso impulsa la demanda de papel de embalaje. A su vez, la preocupación por la sanidad aumenta la demanda de papel de higiene”, finalizó diciendo Carrau.