Valor del novillo gordo subió por octava vez y cayó la faena

Desde hace dos meses, el precio del novillo gordo ha tenido un aumento lento pero firme ante la escasa oferta y la falta de ganado. Los mejores novillos cotizan a U$S 3,40 el kilo en cuarta balanza.

La escasez de oferta y la demanda de ganados por parte de la industria provocaron la octava suba consecutiva en el mercado de haciendas gordas.

La comercialización por los mejores novillos superan los U$S 3,40 el kilo en cuarta balanza, mientras que las vacas gordas cotizan aproximadamente en U$S 3,25 o algo más para lotes excepcionales. Para las vaquillonas, el mercado continúa sólido con negocios que se ubican entre U$S 3,30 y U$S 3,35 para haciendas con muy buena calidad. Las cargas en todos los casos son ágiles.

En la última reunión de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) el novillo especial de exportación llegó a U$S 3.43, 4 centavos más que la semana anterior. En tanto las mejores vacas cotizaron a U$S 3.25 y las vaquillonas promediaron U$S 3,35 el kilo; tres y dos centavos más respectivamente. El comentario de la ACG dice “Con reducción de oferta por escasa oferta se tonifican los valores”.

En lanares, propio de la época, la oferta es realmente reducida. Los precios continúan firmes y los negocios se realizan sobre la referencia de la ACG que marcó U$S 3,45 el kilo para el cordero, para el cordero pesado U$S 3,53, los borregos U$S 3,50, los capones U$S 3,09 y las ovejas 3 dólares por kilo.

Con una baja oferta de ganados de pasturas, los vacunos provenientes de corrales han logrado obtener una mayor incidencia en la faena. Para la cuota 481 comenzó a dinamizarse. Para dicha cuota se manejan valores de U$S 3,75 para los meses de agosto y setiembre.

El mercado de reposición acompaña la firmeza del gordo. La oferta es escasa y la demanda selectiva. Hay avidez por todas las categorías con fluidez en los negocios. Cierra el panorama la colocación de vacunos en pie para exportación, pero este mercado no se encuentra muy activo.

El ternero promedio se ubica en U$S 2,15; mientras que los terneros enteros para la exportación en pie subieron tres centavos a U$S 2,11.

Baja

La semana pasada la faena ajustó a la baja respecto a hace 15 días (con medio día menos de faena por el feriado del sábado 18 de julio) a algo más de 31.000 cabezas. En ese contexto, se incrementó la participación de novillos y la faena de vaquillonas mientras que ajustó la actividad de vacas.

En el acumulado anual la brecha se acorta a 20% por debajo que en el mismo período del año pasado: 1.033.296 cabezas en lo que va de 2020 contra 1.296.223 animales en 2019, de acuerdo al portal Blasina y Asociados.

Los ganados provenientes de corrales tienen una gran participación en la faena. La única categoría que subió fueron las vaquillonas, pasando de 4.015 a 4.560 cabezas, casi el doble que las 2.500 faenadas en la misma semana del año pasado.

La faena de novillos bajó 11%. Se faenaron 16.543 cabezas contra las 18.619 de la semana anterior y el doble que igual semana de 2019 (8.464). Del total de la faena, los novillos representaron el 53%.