Iberia transforma un avión A330 en carguero para adaptarse al mercado

Madrid, 5 nov (EFE).- Iberia ha transformado un avión de pasajeros Airbus A330/300 en carguero para adaptarse al mercado, donde se espera un incremento del tráfico de carga en los próximos meses, y con el que operará en noviembre hasta cuatro vuelos semanales entre Madrid y Los Ángeles, en Estados Unidos.

La compañía ha señalado este jueves en un comunicado que, además de los vuelos ya programados a la ciudad californiana, está evaluando otros destinos para este primer avión de su flota transformado en carguero, principalmente China, y varios aeropuertos en Norteamérica y América Latina.

En las circunstancias actuales, “tenemos que adaptarnos mejor que nunca a lo que demande el mercado y esta operación nos va a permitir una mayor diversificación de nuestras fuentes de ingresos y seguir generando actividad para nuestros empleados”, ha afirmado la directora comercial de Iberia, María Jesús López Solás.

Iberia ha recordado que, durante los primeros meses de la pandemia de covid-19, dedicó su actividad casi en exclusiva a los vuelos de repatriación y de transporte de carga sanitaria, en un momento en que era urgente el abastecimiento de estos materiales, experiencia que “le sirve ahora para adaptarse a la nueva situación del mercado y aprovechar todas las oportunidades”.

IAG Cargo, responsable de la comercialización de la carga para todo el grupo IAG, al que pertenece Iberia, incorporará este avión a una amplia red internacional que abarca más de 350 destinos.

A este primer avión transformado en carguero, coincidiendo con otras tareas de mantenimiento en los hangares de La Muñoza en Madrid, se le han retirado todas las butacas de las cabinas turista y turista premium, el habitáculo para el descanso de las tripulaciones de cabina y los paneles separadores para disponer de más espacio en cabina.

Además, se han instalado 33 posiciones de carga en el suelo donde se colocará la mercancía con redes ancladas a los raíles en los que antes iban instaladas las butacas.

Esta configuración, llevada a cabo por las áreas de ingeniería y mantenimiento de Iberia, siguiendo las instrucciones de Airbus, y que ha requerido la aprobación de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA), permite llevar unos 105 metros cúbicos o 18.000 kilos de carga en cabina, adicionales a la capacidad en las bodegas.