Franquicias: Un modelo de negocio que gana terreno

Explorar nuevos rumbos

Los datos de desempleo de Uruguay indican un claro aumento en esta tasa, al tiempo en que se hace necesario impulsar la reactivación de la economía local. En este marco, un instrumento que se utiliza en otras partes del globo es la adquisición de franquicias. Tres expertos en la temática evaluaron para Empresas & Negocios este modelo de negocio como forma de generación de empleo.

Alexei Yaquimenko es director de Estudio SVET, consultora líder de franquicias y miembro uruguayo de la mayor red de consultores de franquicias de Iberoamérica. En diálogo con Empresas & Negocios, el ejecutivo indicó que este modelo de empresas cumplirá un rol fundamental en el espectro de la inversión y el empleo en el año 2020. En ese sentido, explicó que a medida que el desempleo sube, la comercialización de franquicias también aumenta, producto de que a una persona que lo desvinculan de su trabajo encuentra en la adquisición de franquicia una solución al emprender minimizando los riesgos.

A la vez, la mayoría de las franquicias son pymes que generan, a su vez, empleos directos e indirectos y un movimiento de la economía en su inversión y consumo. Además, señaló que existe una tendencia muy fuerte de la mujer como motor del crecimiento empresarial. De hecho, el año móvil comprendido entre noviembre de 2018 a octubre de 2019, el 70% de las franquicias comercializadas por SVET, fueron dirigidas a mujeres y en diferentes rubros, como textiles, gastronómicos y educación.

Yaquimenko expresó que el país debe reimpulsar el crecimiento mediante la inversión privada. “Uruguay está en un proceso de crecimiento a nivel de franquicias, ya pasando el tercer nivel donde se evidencia una expansión exponencial del sector, proliferando la entrada de franquicias extranjeras y creciendo el número de las locales al igual que en países como Chile, Costa Rica, Guatemala, Perú o República Dominicana, y entrando en la cuarta etapa, donde el mercado logra madurez, consolidación comercial e institucional y se activa la exportación de sus franquicias”, observó.

“Tenemos mucho por hacer en Uruguay, si se da la oportunidad, obvio que la aprovecharemos y estamos preparados para poder enfrentar tal desafío”, expresó Mezzotoni.

Matías Mezzotoni, director de Chaman Uruguay, y secretario de la Cámara Uruguaya de Franquicias, comenzó su modelo de franquicias en 2012 en el departamento de Flores. “Teníamos un local propio y se nos hacía muy difícil poder desarrollar el negocio. Fue allí que apareció una persona interesada en hacerse cargo y ahí se empezó a trabajar en definir procesos para poder franquiciar el negocio. Con el avance fue madurando; así fue que después se empezó a sumar Canelones y Montevideo, al punto tal de que hoy tenemos 11 franquicias activas”, expresó a Empresas & Negocios sobre el comienzo.

Mezzotoni añadió que Uruguay sigue madurando en el modelo de franquicias dado que las condiciones son cada vez más favorables para que se siga creciendo. “El 2019 deja una muy buena base para este 2020”, aseguró.

Por otro lado, Marcel Burgos, director de Marcel Calzados y presidente de la Cámara Uruguaya de Franquicias, tomó la decisión de franquiciar sobre fines del año 2009 y unos meses más tarde instaló la primera franquicia. “La empresa contaba con seis locales propios y entendimos en ese momento el modelo de franquicias como un formato de crecimiento en una etapa en que la empresa estaba para dar el salto, contando con locales que mostraban crecimiento sostenido en ventas y conocimiento de la marca en el segmento buscado”, expresó Burgos.

“Las empresas uruguayas vienen hace algunos años experimentando en el exterior. De hecho, hay más de 10 casos con empresas de gran porte para el mercado local que se han expandido en la región”, dijo Burgos.

Para 2020, el empresario expresó que este sistema tendrá un año excepcional debido, indicó, a la falta de oportunidades laborales de cargos medios y medios altos, que hace repensar y emprender bajo el paraguas de la franquicia. “Es una gran oportunidad, tanto para las personas que van a invertir, como para las empresas franquiciadoras, que tendrán -como ya se está teniendo-, muchos interesados con muy buenos perfiles”, mencionó.

Para Burgos, las franquicias permitieron compartir margen y riesgo para potenciar la marca y fortalecer el vínculo de cercanía con el cliente. Para este año, la empresa tiene una mirada de oportunidades, ya que en épocas donde las ventas no son florecientes de crecimiento, el sistema genera oportunidades para las empresas que se hayan consolidado, permitiendo encontrar buenas locaciones disponibles a costos razonables y personas que tienen perfil comercial o administrador y que buscan una opción de inversión a mediano plazo.

Del exterior hacia Uruguay

Yaquimenko, que posee más de 30 marcas nacionales e internacionales en carpeta para desarrollar en franquicias dentro del Uruguay, expresó que las condiciones están dadas y que grifas emergentes se van haciendo lugar y las que están consolidadas tienen el desafío de mantenerse. “Los mercados se van adaptando a los requerimientos de los consumidores, y hoy por hoy vemos una tendencia a que pocas marcas dominen la mayor parte del mercado, no dejando mucho espacio al emprendedor que piensa en una tienda en su casa o haciendo comida casera”, indicó. Son varias las razones por las que las empresas extranjeras hacen foco en este país. Por ejemplo, la crisis de 2008, que repercutió en varios países europeos y americanos, no se sintió en Uruguay, lo que deja en claro la estabilidad económica y política. “A la vista internacional, Uruguay sigue conservando la mejor evaluación del sistema político actual, ocupando el primer puesto y desplazando a Chile, que por años fue líder, con expectativas de mejora en los próximos 12 meses”, comentó.

Asimismo, y por su cercanía con los países de la región, Uruguay amplía su mercado de consumidores potenciales a 290 millones de personas; cuenta con un PBI per cápita de los mayores de América Latina; el estado concede incentivos a las inversiones; así como promueve el desarrollo de diversas áreas específicas. Por tal motivo, empresas de diversos países se interesan en introducirse en nuestro mercado y suman la muy buena materia prima existente  para internacionalizar en la región sus productos, manejando opciones que contemplan Paraguay, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil.

Burgos, a su vez, coincidió en que las empresas extranjeras que llegan al mercado, motivadas por lo números de Uruguay que tientan al invertir -como PBI per cápita, población de alto consumo, etc.-, vienen no sólo quedarse, sino que luego de comprender el mercado irán por más parte de la torta.

De Uruguay al mundo

Con referencia a las empresas uruguayas que piensan expandirse al exterior, Mezzotoni expresó que para Chamán el mundo siempre está en carpeta, pero que no hacen hincapié en salir. “Tenemos mucho por hacer en Uruguay, si se da la oportunidad, obvio que la aprovecharemos y estamos preparados para poder enfrentar tal desafío”, explicó.

En la temática, Burgos ha participado activamente como marca en las ferias de franquicias regionales y fue parte de la delegación que llevó Estudio Svet a Madrid, donde tuvieron perfiles muy interesantes para trabajar el modelo de Máster franquicia. En este sentido, señaló que visualizan a Chile como un mercado de interés para la marca.

“Las empresas uruguayas vienen hace algunos años experimentando en el exterior. De hecho, hay más de 10 casos con empresas de gran porte para el mercado local que se han expandido en la región. Puertas afueras hay también un mercado muy tentativo y el desarrollo de los retailer en Uruguay ha dado pasos muy importantes que nos nivelan con mercados muy competitivos” expresó Burgos.

En tanto, Yaquimenko declaró que las marcas nacionales están con un interés fuerte de internacionalizarse y a nivel de la red de consultores de franquicias manejan datos importantes que hacen muy apetecibles para las empresas uruguayas. “Las oportunidades de rubros resultan variadas, pero mencionamos algunas que representan claras opciones para Latinoamérica, considerando que es una región en constante crecimiento y con una población joven”, comentó. Explicó que servicios, gastronomía, moda y confección, educación, tecnología y fitness son las más requeridas y es donde las empresas se hacen fuertes por la calidad de sus productos y la nobleza de sus materias primas que  generan un valor agregado. De igual forma, mencionó que la puerta de entrada natural para las marcas uruguayas a Europa es España.


Las metas

Sobre el futuro, Burgos declaró: “En Marcel estimamos este año la apertura de dos franquicias en puntos que ya están seleccionados”. A su vez, Mezzotoni expresó que el beneficio más grande que tuvo la marca fue poder abastecer en tiempos cortos, brindando una atención personalizada y con los mismos estándares de servicio en cada punto del país. “Chaman tiene la expectativa de crecer más del 50% de las ya existentes y poder cubrir todo el territorio, ya que se viene trabajando hace un año y medio en un gran cambio interno y externo”, dijo Mezzotoni.