Informe del USDA prevé crecimiento del área del trigo y caídas en el maíz y arroz

Uruguay > tendrá que importar aproximadamente 280.000 toneladas de maíz para compensar el declive

Las perspectivas climáticas se presentan favorables para los cultivos de invierno. El informe elaborado por el USDA para el Uruguay indica que crecerá el área destinada al cultivo de trigo, mientras marca una caída para las siembras de maíz y arroz.

El informe elaborado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) para Uruguay señala que, estima un incremento de la producción de trigo para nuestro país en la zafra 2019/2020 (sería la mayor desde 2015/2016), y una caída en la producción de maíz en la misma zafra, lo que llevará a importar 260.000 toneladas para cubrir la demanda interna.

“La producción de trigo uruguayo para la zafra 2019/2020 se pronostica en 825.000 toneladas , un aumento significativo con respecto al año pasado y el más alto desde 2015/2016”, estableció el USDA.

Según el informe, “se espera que los rendimientos positivos 2018/2019 debido a la buena calidad (del trigo), los altos rendimientos y los precios fuertes estimulen un área sembrada más grande”, que se estima entre 220.000 y 300.000 hectáreas.

“Otros factores que apoyan la superficie adicional del cultivo incluyen el alto contenido de humedad actual en el suelo, la disponibilidad de semillas de calidad, la necesidad rotaciones de cobertura de cultivos de invierno y el control de malezas”, agrega.

“El trigo seguido por el doble cultivo de soja ha sido, en general, una decisión económica positiva en el pasado, entregando márgenes más altos que los cultivos alternativos”, indica el informe.

“Sin embargo, los productores de trigo son sensibles a las señales de precios, por lo que la reciente caída en los precios mundiales del trigo puede disuadir la expansión de algun área. Otro factor que influye en las decisiones de siembra es el patrón del clima de “El Niño”, que ha traído más lluvia de lo habitual recientemente y que podría afectar la siembra que comienza este mes”, destaca.

En el último ejercicio (2018/2019) “los costos de producción del trigo se estimaron en U$S 550 por hectárea, con un retorno neto de 90 a 110 dólares por hectárea”, estimó el informe y pronostica que los “costos de producción para 2019/2020 permanecerán sin cambios o aumentarán marginalmente”.

El USDA señaló que el consumo de trigo en Uruguay “es muy estable con tres grandes molinos de harina que representan aproximadamente el 90% del mercado y como se espera que el negocio del feedlot siga en buenas condiciones, el consumo para alimentación en 2019/2020 se pronostica en 30.000 toneladas, sin cambios respecto al año anterior”, añade.

Continúa estableciendo que, “con estos números, el saldo exportable de trigo uruguayo en 2019/2020 será de unas 320.000 toneladas, el mismo volumen que se esperaba en la zafra 2018/2019”, de acuerdo al informe de Estados Unidos.

Se estima que “después de julio algunos volúmenes más pequeños de trigo de la zafra 2018/2019 podrían ser exportados a Brasil”.

Entre diciembre del año pasado y febrero de este año “Uruguay exportó 6 embarques de trigo. La mayor parte fueron para Argelia e Indonesia y menores a Brasil”.

El informe establece que la situación para el maíz es diferente. “La producción de maíz uruguayo para la zafra 2019/2020 fue proyectada en 560.000 toneladas, significativamente más baja que el ejercicio anterior”, destaca.

“Las razones principales son un área plantada más pequeña y un menor rendimiento estimado, más en línea con la tendencia de los últimos años”, subraya. “El pronóstico es de 90.000 hectáreas, 15.000 hectáreas menos que la campaña anterior”.

El costo total de producción para este cultivo se estima entre 900 a 1.000 dólares por hectárea prácticamente será igual al año anterior.

“Los precios más altos de la leche en 2019 y un sector ganadero fuerte, se espera que sostengan la demanda de maíz en niveles altos en el ejercicio 2019/2020” estimó el documento.

En esta zafra “Uruguay tendrá que importar aproximadamente 280.000 toneladas de maíz para compensar el declive de la producción y satisfacer un mayor consumo interno”, subrayó el USDA.

Arroz

El organismo estadounidense estimó que la producción de arroz en nuestro país para la próxima zafra será de 1.16 millones de toneladas, lo que representa una caída del 6% respecto a la zafra actual.

Destaca que, “el cultivo se ha reducido a 140.000 hectáreas debido a una rentabilidad muy pequeña o en algunos casos, negativa”, indicó el informe.

“Esta superficie es significativamente más baja que el promedio de la última década que fue 167.000 hectáreas. Los altos costos de producción y los precios mundiales relativamente bajos del arroz han afectado al sector local de arroz en los últimos años”, destaca el informe.

“Esta situación ha provocado el cierre de varias plantas y una reducción en el número de productores. Además la reciente expansión de la producción de arroz en Paraguay ha creado una mayor competencia en la región, especialmente en Brasil, que es un actor clave en el mercado del arroz en los países del cono sur. Brasil es un gran exportador, pero al mismo tiempo, un gran importador de arroz producido en la región”, apunta el informe.

“Los productores locales y los molinos de arroz indican que su principal problema son los altos costos de producción en dólares”, acota.

De acuerdo al USDA “las exportaciones de arroz en el ejercicio 2019/2020 se proyectan en 760.000 toneladas, la más baja de los últimos 10 años. Esto es principalmente debido a la continua caída de la producción en los últimos años”.

Finaliza el informe estableciendo que “Irak y Perú continúan siendo los principales para el arroz uruguayo”.