Mercado del “gordo” está muy firme con volúmenes de faena altos y buenos precios

BRASIL CAMBIA DOSIS EN VACUNA DE FIEBRE AFTOSA

La industria frigorífica se encuentra produciendo en gran forma con volúmenes de faena que, desde hace un mes, suman más de 50.000 cabezas de ganado. Esto no implica que el precio de los animales haya caído sino que muestra una firmeza importante.

Hasta la semana pasada, el volumen semanal de ganado se ubica en más de 50.000 cabezas. En la semana que culminó el 16 de febrero, se faenaron 52.284 vacunos, un 4,3% superior a la semana anterior.

El 54,9% fueron hembras, ocho puntos porcentuales más que en igual período del año  pasado; esto ofrece un alivio a la cantidad de novillos sacrificados con que comenzó este año. El volumen de hembras faenadas fue un 10,7% superior al de la semana anterior ante un incremento en la faena de vaquillonas para la cuota 481, y 20% superior a igual período del año pasado.

Sin embargo, la faena para la cuota 481 no se vio reflejada en la de novillos, teniendo una caída con respecto a la semana anterior.

El mercado ganadero se mantiene estable y firme; las excelentes condiciones climáticas permiten que los ganaderos mantengan sus ganados gordos logrando precios atractivos y con eso la necesidad de adquirir reposición, que se encuentra muy demandada, pero con oferta escasa y limitada concreción de negocios.

En lo que refiere al mercado del gordo, mantuvo su estabilidad en los valores. Los negocios para el novillo gordo especial se continúan realizando -aunque en menor proporción- entre US$ 3,25 y US$ 3,30 por kilo carcasa, pero se puede alcanzar algún centavo más por lotes especiales de punta; mientras que los novillos generales para abasto cotizan US$ 3,20 por kilo.

La categoría más demandada es la vaca, y su valor se ubica entre US$ 3,10 y US$ 3,15 por kilo por las más pesadas; sin embargo se han concretado negocios puntuales -por calidad y volumen- por sobre ese máximo. Las entradas a las plantas son dispares y varían entre 4 días y una semana.

En la última reunión de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), el novillo gordo mantuvo su cotización por quinta semana consecutiva en US$ 3,30 por kilo carcasa en cuarta balanza; en tanto que la vaca subió a US$ 3,14.

El comentario de los consignatarios fue “con buen nivel de demanda en todas las categorías de mercado firme”.

El mercado de reposición se mantiene firme apoyado por el clima, pero con una oferta muy limitada y una demanda que crece semanalmente. Ante ello, en la pizarra de la ACG el ternero promedió US$ 2,16 y la vaca de invernada US$ 1,41.

En cuanto al mercado de los ovinos, existe interés por las categorías adultas las cuales hace un mes y medio atrás tenía dificultades para su concreción. La situación ha variado y en la actualidad hay fluidez y negocios en todas las categorías.

El cordero pesado de hasta 35 kilos alcanza los US$ 3,30; por el borrego se logra US$ 3,29; el capón a US$ 2,97 y por la oveja US$ 2,93, todos por kilo carcasa.

El comentario de la gremial fue “con faena estabilizada, mercado firme”.

BRASIL

Preocupa la posición que adopta Brasil en la vacunación contra la fiebre aftosa al poseer el mayor rodeo bovino y el mayor exportador de carne vacuna, al definir su propio sendero sin consultar y ni esperar a sus vecinos, según informa el portal AgroMeat.

Una muestra de ello es el anuncio del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento sobre una disminución de la dosis de la vacuna utilizada contra la fiebre aftosa, que bajará de 5 a 2 miligramos.

“La nueva vacuna estará disponible para los productores rurales en la primera etapa de vacunación del rodeo, en mayo de este año”, afirmó el médico veterinario del sistema Famasul, Horacio Tinoco. La Famasul es la Federación de Agricultura y Ganadería de Matto Grosso do Sul.

El experto dijo que, “en ningún caso el ganadero divida la dosis de 5 miligramos, porque eso puede comprometer la respuesta inmunológica o protección del animal”.

El cambio en la composición de la vacuna antiaftósica utilizada en Brasil había sido reclamado en julio de 2017 por la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA). Las modificaciones incluyen la retirada de la sustancia saponina en la formulación y reducción del volumen de la dosis.

Brasil ha anunciado unilateralmente que no va a esperar a sus socios comerciales, a pesar de los antecedentes que existen y que confirman que el virus de la aftosa nada sabe sobre fronteras. Argentina y Paraguay, por ahora, han anunciado que van a seguir vacunando.

Diego Viali dos Santos, jefe de la División de Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Vesiculares (DIFA) del MAPA, anunció el cambio en la dosis de la vacuna.

Dijo que la medida estaba prevista en el Programa Nacional de Erradicación y Prevención de la Fiebre Aftosa (PNEFA), que “deberá culminar con la retirada total de la vacunación en el país prevista para 2021”, finalizó diciendo.