Respecto a setiembre 2018 la faena de vacas lecheras aumentó un 11%

Según USDA > Nueva Zelanda exportará menos lácteos en 2020

La faena de vacas lecheras se incrementó respecto a setiembre de 2018. Si bien en setiembre de este año el envío de animales a plantas frigoríficas cayó con respecto agosto, volvió a marcar un máximo histórico en el acumulado de los últimos doce meses. Por otra parte, se supo que Nueva Zelanda disminuirá las exportaciones de lácteos el año que viene. 

El mes pasado se enviaron a faena 8.208 vacas lecheras, 22% menos que las 10.558 de agosto, cuando marcó un máximo desde 2015, según el portal Blasina y Asociados. Así surge de los datos proporcionados a Conaprole por el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

Aunque la comparación mensual es positiva, no lo es tanto en la comparación interanual y en el acumulado de los últimos doce meses. Respecto a setiembre de 2018, la faena de vacas lecheras subió 11%.

En el acumulado octubre 2018 – setiembre 2019 alcanzó un nuevo máximo histórico, con 88.236 cabezas. Si se observa el total de la faena, la participación de bovinos lecheros fue de 6,6 %, la tercera más alta del año alcanzando 10.916 cabezas.

Por su parte, la participación de vacas lecheras en el total de vacas fue de 9,6% el segundo mayor porcentaje del año detrás de agosto.

En otro orden, la Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (AOEC) entregó a la Intendencia de Maldonado 30.000 firmas contra el cierre de la planta de la cooperativa en San Carlos.

El sindicato esperaba entregar las firmas directamente al intendente Enrique Antía, pero finalmente fueron recibidas por el secretario general de la comuna el lunes pasado.

Luego se realizó una reunión de consejo de delegados y se convocó para el 31 de octubre una asamblea general. En esa instancia se evaluarán posibles medidas de fuerza en caso que no haya cambios respecto al cierre de la planta de San Carlos.

Caída

La producción de leche en Nueva Zelanda en 2020 se mantendrá respecto a este año en 21,86 millones de toneladas. Es un volumen apenas 0,7% por debajo de la producción récord, de acuerdo al último reporte GAIN del USDA Dairy and Products Annual New Zeland.

El rodeo de vaca en ordeñe es proyectado en 4.94 millones de cabezas, con 58.000 cabezas menos (-1%) que el stock de 2018 señaló la oficina del USDA en Wellington. “El sector enfrenta un escenario de viento en contra, que va desde posibles restricciones vinculadas a regulaciones ambientales hasta el riesgo de tomar demasiadas deudas”, apunta el informe.

El escenario de incertidumbre está llevando a una alta pérdida de confianza, consideró el USDA. Esto podría empujar al sector a mantener la producción con un menor número de vacas.

Pese a las dificultades, el informe del USDA valoró como positivo que precio de la leche al productor se mantenga fuerte, la capacidad de seguir mejorando en eficiencia productiva y las proyecciones que señalan tasas de interés que continúan bajas pero al mismo tiempo uno o dos años más.

El USDA también proyectó una producción de lácteos relativamente estable para 2020, estimándose en 3.24 millones de toneladas, un 0,6% más que en el 2019.

Sin embargo, estimó que las exportaciones caerán marginalmente (0,8%) a 3.19 millones de toneladas, después de alcanzar sus máximos en 2019 con 3.29 millones de toneladas, un aumento de 7% frente a 2018. Este ajuste a la baja está asociado a una reducción esperada en el stock al cierre de 2019.

Se estimó que las exportación de leche en polvo alcanzará su punto máximo este año, en 1.48 millones de toneladas, un 8% más que en 2018, pero se espera una reducción en 2020 a un pronóstico de 1.42, una caída del 4%.