Se agita el complejo cárnico ante una caída del 30% en valores en el precio de la carne

SE AJUSTA A LA BAJA EL PRECIO DEL GANADO

La burbuja que se creó por un ascenso en los valores de la carne vacuna en China, terminó cuando la economía de este país -y los importadores- redujeron los precios a las compras que estuvieron realizando. En lo local, ante esta situación, los valores de las categorías para exportación cayeron casi un dólar por kilo

En el Instituto Nacional de Carnes (INAC), su presidente, Federico Stanham y el gerente  de Marketing, Lautaro Pérez,  brindaron detalles sobre la situación que está aconteciendo en China.

Los precios que pasó a pagar el gigante asiático son 30% menos de los habituales. En esta situación se encuentran entre 33.000 y 35.000 toneladas, pero desde INAC se considera que la situación es coyuntural y se revertirá el próximo mes o en marzo.

Pérez  afirmó que “hay coincidencia total que en China aumentará sus importaciones de carne respecto al año pasado, no a la tasa de 50% o 60%, pero las aumentará. Seguirá siendo el mayor importador de  carne del mundo, marcando las pautas del comercio y los precios del mundo”.

El presidente del Instituto recordó que fue a China a explorar la situación del mercado la semana pasada, antes del Año Nuevo Lunar, y logró reuniones con importadores privados y estatales.

Hay casi 35.000 toneladas que se están renegociando su precio. Partiendo de la base que el precio cuando salieron del puerto era de US$ 4.500 la tonelada  y la posición de rebajar un 30% el valor, lo que significa renegociar entre 43 a45 millones de dólares. A eso debe agregarse el atraso de los importadores chinos que es de 30 a 40 días.

Esto provocó cambios en la industria frigorífica, que esperaba mayores ingresos, y ahora, debe renegociar el precio.

“Cuando los precios se duplicaron o triplicaron, el consumo retrae. Eso pasó desde fines de noviembre  en adelante, cuando el consumo aumenta por el invierno y fin de año. Esa retracción enlenteció las ventas “, sostuvo Pérez, recordando las reuniones que mantuvo con empresarios asiáticos estatales y privados; y agregó que “todo esto dificultó vender, comprar y hacer frente a las importaciones”.

El gerente de Marketing dijo que también se sumó en el último trimestre del año pasado China importó 528.000 toneladas de carne vacuna (peso embarque). “En todo el 2019 este país importó 1.660.000 toneladas de carne , un 60% más que el año anterior”. Acotó que la oferta creciente  y la demanda retraída, hizo colapsar  en China la cadena de frío y el sistema comercial.

Los jerarcas de INAC establecieron que la tendencia a la baja en los precios hasta el presente “parecería estar llegando a su piso, que hay que ver cómo se mueve pasado el Nuevo Año Lunar” (que comienza hoy).

También consideraron “ que los  actuales stocks de carne en China durar-an meses, probablemente hasta abril”. Luego de pasada esta situación, los importadores chinos podrán planificar sus compras. “Con la información de hoy, se puede esperar que haya una mayor fluidez en el mercado chino en pocos meses”, subrayaron.

PRECIOS

La situación no sólo sacudió al complejo cárnico, la caída de predios se trasladó al valor de los ganados; es así que la industria bajó en forma importante los valores. Luego de abonarse arriba de los casi cuatro dólares y medio, las plantas han pasado a ofertar un dólar menos por kilo.

Estos valores no son aceptados por los ganaderos y un operador de mercado señaló que el mercado tiende a ubicarse en US$ 3,75 por kilo y con plazo.