Modelo de Etiquetado Frontal propuesto por la CIALI

Columna > Cámara de Industrias del Uruguay

Desde fines de 2016, se viene discutiendo en nuestro país un nuevo sistema de etiquetado de alimentos. El Ministerio de Salud Pública, en coordinación con Presidencia de la República y en diálogo con la industria nacional, pretende identificar los alimentos con exceso de sal, grasa y azúcar.

Mientras que el gobierno pretende aplicar un sistema de octógonos negros con las leyendas “Alto en azúcares”, “Alto en grasas”, “Alto en calorías”, la Cámara Industrial de Alimentos (CIALI) propone un modelo “semáforo” para su identificación.

A este modelo se arribó a través de múltiples reuniones de técnicos de las diferentes industrias, partiendo de premisas que fueron planteadas como base para cualquier modelo que se desarrollara:

– Los perfiles nutricionales deben ser específicos para el rotulado;

– La propuesta debe contar con evidencia científica que dé soporte a los criterios  establecidos;

– La no demonización/estigmatización de los alimentos;

– Que los nutrientes a considerar sean azúcares, grasas y sodio;

– Que el rotulado no debe ser meramente interpretativo, sino que debe permitir la libre elección del consumidor y así su empoderamiento;

– Y la importancia de la armonización regulatoria en el MERCOSUR.

Para cumplir con las directivas de CODEX (Código alimentario – OMS, 1963), las normas MERCOSUR, el RBN (Reglamento Bromatológico Nacional) y con los objetivos de informar sobre el alimento adecuadamente y educar para una alimentación diaria que sea saludable, se trabajó sobre un modelo de rotulado frontal adecuado que se basa en un sistema policromático para cada nutriente crítico, teniendo en cuenta valores establecidos en reglamentaciones Mercosur.

PROPUESTA CIALI

CIALI propone adoptar un modelo basado en un sistema policromático con límites fijados en valores absolutos, para el producto pronto para el consumo y con puntos de corte adaptados a Mercosur (Resoluciones GMC 47/03 y 01/12), contemplando exceptuados de esta propuesta a los lácteos y productos ocasionales, para los que se va a evaluar un tratamiento especial.

Se identifica el nivel bajo con el color verde, nivel medio con color amarillo y nivel alto con color rojo. De esta forma el consumidor podrá elegir sus alimentos de manera racional, conociendo los porcentajes que aporta cada uno de los nutrientes respecto del valor diario recomendado.