Piriz: “Hay que derogar la Ley de Medios y no regular la publicidad oficial”

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Mariana Piriz, socia del grupo WPP, presidenta de GroupM y de Burson-Marsteller Uruguay


El panorama de las empresas dedicadas a la comunicación se ha venido modificando en los últimos años, y se espera que esta tendencia continúe obligando a desarrollar nuevas estrategias.

¿Cómo imagina que será el papel de GroupM, por un lado, y de Burson-Marsteller, por otro, cada una dentro de su grupo de actividad en el mediano y largo plazo y cuáles son los cambios que visualiza en cada sector?

A mediano y largo plazo veo una mayor profesionalización de los servicios debido a los permanentes cambios que iremos afrontando. La forma como las personas, las empresas, las instituciones y los líderes se relacionan va a seguir cambiando y habrá que desarrollar nuevas estrategias. Contaremos con más información que nos permitirá trabajar y tomar decisiones en base a evidencia. Sin duda, cada vez contaremos con más información, más data, entonces, estará en nosotros y en nuestras empresas encontrar la data correcta, procesarla y saber analizarla.

¿Qué tareas fundamentales debería impulsar el próximo gobierno de forma prioritaria pensando en el desarrollo de publicidad y de la comunicación?

Hay que derogar la Ley de Medios y no regular la publicidad oficial. A su vez, es necesario mantener la política de acceso universal a internet. Además, es esencial mantener el compromiso con la libertad de prensa.

¿Cuáles son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década?

Debe haber educación de buena calidad para todos. Otro tema muy importante es que haya capacitación para la reconversión, porque habrá nuevos empleos, lo que llevará a que se deban aprender nuevos oficios. Es trascendente continuar con la promoción de inversiones, y de esa forma atraer empresas dispuestas a agregar valor a nuestros productos primarios, en ciencia y tecnología. Por último, es imprescindible que exista vivienda digna y saneamiento para todos.