Carlos Delfino: “Deseamos que todos pongamos la mirada en el bien común y no sólo en cada sector”

EDICIÓN ESPECIAL 2019

Carlos Delfino, Presidente de la Confederación Empresarial del Uruguay (CEDU)


El presidente de CEDU celebró que las políticas de fronteras sean un tema presente sobre la mesa del nuevo gobierno.

¿Cuáles son las expectativas que tiene para el sector en 2020, teniendo en cuenta, no solo el cambio de administración de gobierno, sino también la desaceleración regional y mundial de la economía?

Estamos en un contexto regional e internacional complicado para las economías emergentes, como la nuestra, pero no por eso tenemos que bajar los brazos sino, por el contrario, apostar a que siempre que hay dificultades o crisis también existen oportunidades.

En cuanto a las expectativas con el nuevo gobierno, sabemos que los problemas no se pueden arreglar inmediatamente pero esperamos, al menos, señales claras en cuanto a la recuperación de la rentabilidad, competitividad y el ahorro necesario e imprescindible para alivianar la carga en materia de impuestos y costos fijos al comercio e industria nacional. Estamos pasando por un momento de emergencia y es necesario que esto suceda para que los emprendimientos continúen siendo viables.

¿Qué desafíos tiene por delante el sector, y cuáles son los asuntos que más preocupan a CEDU?

Los desafíos de CEDU para el próximo año están en colaborar para recuperar la rentabilidad necesaria con el fin de seguir invirtiendo y, de esa forma, crear nuevos puestos de trabajo, que es lo que necesita el Interior del país en sus respectivas localidades para que el entramado social se mantenga. Sabemos que no va a ser fácil, pero tenemos que aportar para que sea posible.

Además, entendemos que la formación y capacitación de los comerciantes pasa a ser fundamental e imprescindible para seguir creciendo o simplemente mantenerse funcionando ante las nuevas tecnologías y formas de comercialización.

También pretendemos hacer crecer la participación de CEDU ante los organismos nacionales para, de esa forma, poder incidir en las resoluciones y soluciones que tengan que ver con el funcionamiento y formación de las empresas y del mundo laboral.

¿Cuáles son los planteos que se le harían al próximo gobierno por parte de la organización?

Los planteos ya los hemos realizado antes de acto electoral, y se han incluido algunos de ellos en la hoja de ruta del nuevo gobierno. Los mismos son trabajar sobre la rentabilidad, la competitividad y la descentralización, ya que el Interior del país ha quedado bastante relegado.

Finalmente, el tema fundamental que hemos podido imponer en la agenda nacional, gracias al trabajo de CEDU, es el de políticas de fronteras. Desde hace años venimos insistiendo sobre este tema, trabajando, haciendo estudios y comparaciones, lo que hoy nos lleva a tener un proyecto. Esperamos que pueda hacerse efectivo en esas zonas en las que se han incrementado las diferencias cambiarias con respecto a los países vecinos. Esto nos obliga a seguir trabajando, como lo estamos haciendo junto con las entidades de los países vecinos, para poder alinear soluciones para todos.

¿Cómo ve la relación futura entre los distintos actores del escenario comercial del Interior, es decir, empresarios, gobierno y sindicatos?

Deseamos que todos pongamos la mirada en el bien común y no sólo en cada sector. Si es así, tendremos diferencias lógicas, pero nada que no se pueda arreglar con diálogo. El gobierno, si bien tiene que poner pautas generales, debe, sobre todo, ser justo con todas las partes, es decir, con empresarios y trabajadores.

Otro punto importante en este tema es la descentralización de oficinas de resoluciones de conflicto, ya que no es lógico que hoy comerciantes del Interior tengan que trasladarse desde los puntos más remotos a Montevideo para solucionar sus problemas.