Gabriela Rocha: “Las áreas como Marketing adquirirán una función clave en el futuro”

Base de datos

Por Anahí Acevedo | @PapovAnahi

Durante muchos años Gabriela Rocha estuvo convencida de que su vocación era escribir. Siempre le gustaron las letras –en algún momento consideró estudiar Ciencias Sociales o Derecho- y de pequeña solía escribir cuentos y caricaturas. En ese tiempo, aún pueril, solía afirmar que en el futuro escribiría los discursos del presidente.

Naturalmente, cuando tuvo que decidir su profesión, se inclinó por el periodismo y a los 19 años comenzó a redactar para un medio de prensa. Fue ese su primer trabajo. Luego se especializó en periodismo de negocios y, más tarde, comenzó a desarrollar interés por temas corporativos. Fue por ello que decidió realizar un MBA y, al poco tiempo, la contactaron de Ferrere –compañía donde trabaja actualmente- para desarrollar el área de Marketing y Comunicación. De esto último hace ya cuatro años.

Hoy le cuesta definir un tanto más su vocación, pero algo sí tiene en claro: se adapta a lo cambiante de la profesión, y lo disfruta. Ocurre que, en el departamento de Marketing de Ferrere, ningún día es igual al anterior, afirmó a Empresas & Negocios. “La diversidad de servicios que ofrecemos, la presencia regional y las mil personas que somos son elementos que hacen que el trabajo sea intenso, variado y desafiante”, aseguró.

En momentos en los cuales muchas industrias se redefinen de la mano de la revolución tecnológica, la profesión de los contadores y abogados no quedan de lado. “Los profesionales tendrán sentido por sus soluciones creativas, brindadas desde el conocimiento del negocio de sus clientes y la empatía. En este contexto, la función de las áreas como Marketing adquirirán una función clave en la redefinición de la propuesta de valor, en cómo diferenciarse y cómo comunicarse”, explicó Rocha.

En sus horas libres busca realizar siempre actividades diferentes. Actualmente, lo dedica al tenis, pero antes le tocó el turno a la natación y las clases de baile. Su familia está compuesta por su pareja, Santiago, y su gato Tornado, además de sus padres, dos hermanas y un hermano. Su libro preferido es ‘Ensayo sobre la ceguera’, de José Saramago. En cuanto al cine, destaca ‘El encanto del erizo’, y si de música se trata, elije el rock.

En cuatro años, Gabriela fue testigo del crecimiento y desarrollo del departamento del cual hoy es gerente donde, paulatinamente, se han creado diversos perfiles. Con la mirada en el futuro, asegura que dentro de la próxima década podrán florecer muchos más. Los cambios inminentes en la industria, la incorporación de tecnología y la mayor incertidumbre al momento de tomar decisiones de negocios serán algunos de los factores que otorguen margen para ello, afirmó.