Xeniors brinda herramientas para emprender luego de los 50 años

Comenzar un nuevo negocio luego de los 50 años puede motivarse por una necesidad personal o un deseo nunca cumplido. Sea como fuere, en nuestro país Xeniors lleva adelante una estrategia para que la generación denominada como senior aprenda a emprender de forma innovadora.

Por Anahí Acevedo | @PapovAnahi

La pirámide poblacional así lo indica: Uruguay es un país envejecido. Según el Atlas Sociodemográfico de 2016, realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), una de las características destacables de nuestro país es la longevidad. Este rasgo es propio de una tendencia mundial que corre hacia el envejecimiento de los habitantes del mundo. Además, los avances en ciencia y tecnología permiten que no sólo los humanos vivan más, sino que mejor. Ante esto, las prioridades y los objetivos en la vida de las personas han virado y hoy, cuando alguien culmina su etapa laboral, no siempre piensa en retirarse del estilo de vida en el que ha estado inmerso. Con más tiempo libre disponible, jubilarse puede ser la excusa ideal para llevar a cabo esa idea que ha tenido presente pero que no pudo ejecutar con anterioridad.

Pero, ante esto, también es cierto que hay otros paradigmas y no todas las personas culminan su ciclo laboral gracias al haber generado los años suficientes para retirarse. En ocasiones, las personas mayores de 50 años no logran conseguir un empleo o son desvinculadas de sus puestos. El término “Ageism” hace referencia a la discriminación por edad en el trabajo; aún, cuando la persona debe obtener ingresos económicos para varias décadas más de vida.

En este sentido, surgen nuevos desafíos y se da lugar a la construcción de nuevos proyectos, como el de Xeniors, una organización innovadora que genera oportunidades para las personas mayores de 50 años para que puedan crear emprendimientos a partir de su experiencia, formación e interés, derivando en la generación de empleos.

Desde noviembre de 2011, Xeniors se sustenta en la formación y experiencia profesional y empresarial de sus fundadores. Hasta el momento, ha sido declarada de interés por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el Congreso de Intendentes. Recientemente, obtuvo el Premio Nacional de Innovación 2018, otorgada por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).

Decididos a asumir riesgos

Se denomina senior a aquella persona que se encuentra en la mitad de su vida y que, a partir de su cultura de trabajo, valores, experiencia, recursos y ganas de aprender, apuesta a iniciar un emprendimiento a partir de una idea que los motiva. En diálogo con Empresas & Negocios, Claudia Sirlin, directora ejecutiva de Xeniors, reconoció que el camino que deben comenzar “es difícil, con múltiples obstáculos como para cualquier emprendedor, pero las ganas y la experiencia de vida son muy fuertes cuando un adulto toma la decisión deemprender y asumir riesgos”.

A medida que se cumplen años, se obtiene mayor experiencia, tanto personal como profesional. A pesar de esto, la ejecutiva subrayó que también se vive discriminación laboral, dado que se piensa que las capacidades disminuyen, cuando no es así. “Las personas senior tienen el desafío de derribar barreras y mostrar a la sociedad que sí se puede; mostrar modelos de rol activos y productivos que contribuyan a modificar el paradigma vigente que desvaloriza a la persona por su edad”, declaró.

La motivación para emprender es multicausal, observó por su parte. En este sentido, puede estar orientada a la generación de ingresos, el deseo de cumplir un sueño, un nuevo proyecto, el cambio de actividad laboral, la independización económica o a generar oportunidades para ayudar a la sociedad, así como también a la necesidad de continuar activo luego del retiro laboral.

Los obstáculos

“Los seniors integran una generación que fue formada para ser un buen empleado de una empresa en calidad de dependiente y estar en ese empleo toda la vida”, observó Sirli. En esta línea, modificar estas creencias es la primera barrera a derribar, y aprender a emprender, el primer desafío a enfrentar.

En muchos casos, los propios miedos operan como muros, y las personas se sienten identificadas con sus pares. “El entorno sociocultural, ya sean familiares o amigos, cuestionan en ocasiones su actitud de emprender por motivos diversos, lo que significa un gasto de energía mayor para concretar su meta. La multiplicidad de responsabilidades en ésta etapa de la vida que coexisten con la acción de emprender: ser el sostén del hogar, tener hijos aún en etapa de formación; tener padres mayores, muchos de los cuales requieren cuidados; su actividad laboral o situación de desocupación o retiro, y la necesidad de administrar sus tiempos y energías para llevar adelante su idea de negocio”, explicó. La dificultad en el acceso a financiamiento, en muchos casos, también es una barrera a sortear.

Xeniors brinda un sistema de apoyo diseñado específicamente para éste segmento de población, atendiendo a sus características, tiempos y necesidades. Ofrece, además, herramientas al emprendedor para la validación de su idea y elaboración de su modelo de negocio, y trabaja en forma personalizada con tutores para la puesta en marcha del emprendimiento, complementado con el apoyo de mentores especializados y  capacitaciones que están dirigidas al fortalecimiento de la persona y a la adquisición de herramientas.

Los temas que se abordan comprenden innovación y creatividad; comercialización y ventas; herramientas digitales, financieras y de planificación estratégica; comunicación y marcas; registros y propiedad intelectual, legales y administrativos y preparación para postular a fondos públicos. La actividad formativa se complementa con espacios de networking, fomentando los vínculos, aprendizajes y sinergias entre los emprendedores y emprendimientos.

En la era digital, las claves del éxito para las personas de más de 50 años son la perseverancia, la actitud de aprendizaje permanente, de aggiornamento con las nuevas tecnologías, el aporte de su experiencia, sabiduría y la calma necesaria para enfrentar momentos de crisis, enumeró Sirlin. La ejecutiva no descartó, además, la visión estratégica, la evaluación permanente de costos de oportunidad, riesgos y beneficios y contar con un objetivo que le dé sentido a la vida y enriquezca esta etapa.

Xeniors apunta a replicar el modelo de éxito en Uruguay en países de Latinoamérica, donde ya existe “un gran interés”  y una necesidad de fortalecer a las personas que están en la flor de la edad, en línea con la cultura emprendedora.


Xeniors en números

  • Unas 1.760 personas han participado en las diversas actividades de la organización, como talleres, encuentros, charlas y foros.
  • Se postularon 353 adultos a las convocatorias anuales “Seniors con Iniciativa”.
  • Fueron seleccionados 168 emprendedores para ingresar al sistema de apoyo.
  • Se crearon 69 emprendimientos desde el inicio de las actividades.
  • Hasta la fecha, 57 emprendimientos se encuentran en marcha.

¿A qué áreas se abocan los seniors?

Los rubros a los que se dirigen los emprendimientos ideados por los seniors son tan diversos como los emprendedores. En su gran mayoría, están vinculados con su experiencia laboral, con su formación, su trayectoria de vida o hobbies, apuntó la ejecutiva.

A continuación, detallamos algunos casos de éxito destacable que surgieron gracias al apoyo de Xeniors.

Maciza

Una línea de muebles realizados en base a madera pura maciza, cuyos diseños son personalizados y exclusivos y se fabrican a pedido. Emprendedor: Rafael García.

Experto

Trata de una plataforma de soluciones múltiples a través de una estrategia B2B pensada para la industria, el comercio y los servicios a fin de potencializar la competitividad. Emprendedor: Daniel Iszakovits.

Domos

Dedicada al desarrollo e instalación de estructuras esféricas geodésicas multipropósito para minimizar el impacto ambiental y generar un espacio armónico. Emprendedor: Juan Pablo Rodríguez.

Agtics

Dirigido a mejorar la productividad y rentabilidad de las explotaciones lecheras y ganaderas, el emprendimiento trabaja generando herramientas informáticas que aporten valor. Emprendedor: Henry Durán.

Satka

Una marca de indumentaria confeccionada en su totalidad con lana merino nacional de 21 micras. Emprendedora: Sonia Cabrera.

Verdefácil

Dedicada al desarrollo de techos verdes y un sistema modular para vegetación en altura. Emprendedora: Mercedes Oliveros.

Duo Mosaicos: Brinda cursos y seminarios de mosaicos. Emprendedor: José Luis Mendizabal.

Pipiña

Apunta a optimizar las intervenciones en niños con dificultades específicas e inespecíficas en el aprendizaje de la lectoescritura, utilizando herramientas que combinan juegos convencionales y realidad aumentada. Emprendedora: Herminia Estefanell.

El Club

Un gimnasio mental y club de ingenio para aumentar las capacidades, pensar más y hacerlo creativamente. Emprendedora: Debora Saviotti.


Galardonados

Durante la reciente edición de la entrega de premios NOVA, organizada por la ANII, y que destaca los emprendimientos más innovadores de Uruguay, Xeniors fue galardonado en la categoría ‘Impacto Social’.

Al respecto, Sirlin destacó que el haber sido premiados constituye un “muy importante” reconocimiento y validación a la labor desarrollada por la organización. “Nos legitima, avala, visibiliza y da respaldo”, comentó. A la vez, dijo que el hecho les indica que transitan por el camino adecuado para generar un cambio positivo en la sociedad en relación a la valorización de la experiencia de las personas de más de 50 años y la contribución que éstas les puedan dar a la economía y desarrollo de la sociedad.


Sobre Xeniors

Los objetivos de la organización son la promoción de la cultura emprendedora, la creatividad, innovación y generación de ideas de negocios en personas de más de 50 años. Además, capacita a aquellos emprendedores que cuenten con ideas viables, hacia la puesta en marcha de sus emprendimientos. Por otro lado, profesionaliza la gestión del empresario y su estrategia de negocio. Xeniors está conformado por una comisión directiva presidida por Gabriel Rozman, acompañado por un equipo asesor. Asimismo, cuenta con un staff de más de 100 mentores -profesionales y empresarios de diferentes disciplinas- que colaboran en el sistema de apoyo a los emprendedores.

En el marco de la promoción de la cultura emprendedora de los seniors, la organización genera oportunidades a partir de una convocatoria anual a ideas, proyectos o emprendimientos, debiendo atravesar los postulantes diferentes etapas, cada una de las cuales tiene requerimientos específicos en cuanto a cumplimiento de metas y que habilitan a pasar a la siguiente módulo. El proceso se extiende desde la validación de las ideas hasta la puesta en marcha del emprendimiento y, posteriormente, una etapa de fortalecimiento emprendedor, con un apoyo personalizado, poniéndose foco tanto en la idea de negocio como en el desarrollo de habilidades y competencias para emprender, fortaleciéndose de éste modo la persona y potenciándose sus capacidades. “Xeniors  reconoce, valora, apoya, contiene y conecta con otras personas que se encuentran en la misma situación en el marco de sus diversas actividades”, comentó Sirlin.

Las ideas o emprendimientos son postulados en las convocatorias por una persona o por un grupo. En estos casos, existen grupos también integrados por personas de diferentes generaciones.