Conflictos del Mercosur obligan a modernizarlo y que Uruguay tome decisiones importantes

Acuerdos comerciales > Se debería institucionalizar instrumento de ratificación bilateral

Problemas como las políticas proteccionistas de Argentina y Brasil obligan a modernizar al Mercosur en cuanto a su integración regional, opinaron Marcel Vaillant, profesor de Comercio Internacional, y Nicolás Albertoni, investigador en Relaciones Internacionales. A su vez, el doctor en Relaciones Internacionales, Ignacio Bartesaghi, sostuvo que Uruguay no debe romper relaciones con el bloque, “pero sí tener un plan B”.

Persiste la exhortación de evitar los eventos y congregaciones masivas y, como consecuencia, trasladarlos a medios digitales debido a la pandemia del Covid-19.

En esta ocasión les tocó el turno a la Academia de Economía (Acadeco) y el Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI). En conjunto, organizaron el coloquio “Hacia un nuevo Mercosur”, que tenía como disparador la decisión tomada por Argentina días atrás de abandonar las negociaciones del bloque con ciertos países (ver CRÓNICAS del 30 de abril).

Al respecto, los disertantes -expertos en relaciones y negocios internacionales- se refirieron a los problemas que enfrenta y ha enfrentado el Mercosur, y ofrecieron sus visiones acerca del camino a seguir para el bloque.

Problemas y soluciones

“Hay un hecho relativamente simple que permite explicar los problemas que tiene el Mercosur”, y es que Brasil y Argentina “son de las economías emergentes más cerradas del planeta”, sostuvo Marcel Vaillant, profesor titular de Comercio Internacional del departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República. A su entender, esta situación hizo que ambos países debieran construir políticas económicas internas extremadamente duras y complejas para mantener ese proteccionismo.

En ese sentido, evaluó que el funcionamiento del Mercosur “es casi como un resultado” de esa particularidad de nuestros vecinos, argumentó Vaillant. Explicó que no hay una contraposición en el mejor funcionamiento del Mercosur en la integración regional y su integración al mundo. “Son eventos complementarios y alineados; como no funciona una, no funciona la otra”, indicó.

Así, manifestó la necesidad de tener una “visión moderna del acuerdo de integración regional”.

Nicolás Albertoni, investigador en Relaciones Internacionales, fue por un camino similar. Según expresó, es necesario modernizar al bloque económico, para lo que presentó una serie de propuestas.

En primer lugar, “debería promover una señal clara de los miembros de ratificar, consolidar y profundizar la zona de libre comercio ya existente”. Una vez cumplido este paso, se tendría que preparar la plataforma institucional para “fomentar un mayor dinamismo del bloque a través de acuerdos internacionales”.

Dichos acuerdos pueden ser tanto bilaterales de los miembros del bloque como negociaciones que se decidan hacer en conjunto, señaló Albertoni.

A su vez, en el marco de los acuerdos que se decidan llevar a cabo en conjunto con los demás países del Mercosur, un buen instrumento a ser institucionalizado es el de ratificaciones bilaterales de acuerdos comerciales, consideró el experto. La herramienta se usó en el acuerdo entre el bloque y la Unión Europea (UE), ejemplificó Albertoni, e implica que -por ejemplo- Uruguay no debe esperar a que sus socios del continente ratifiquen el acuerdo para que éste entre en vigencia; con que el país y la UE lo hagan, será suficiente.

Por otro lado, en cuanto a los acuerdos bilaterales, Albertoni opinó que “cada país debería tener la libertad de avanzar en acuerdos con países que sean de su interés”. Para lograrlo, es posible buscar, dentro del bloque, “un marco de equilibrio y transparencia”.

Los caminos de la vida

Por su parte, el doctor en Relaciones Internacionales, Decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), Ignacio Bartesaghi, analizó cómo puede proseguir el Mercosur ante la propuesta de Argentina de abandonar las negociaciones.

Por un lado, una posible opción es que los acuerdos se cierren y que Argentina, luego, se adhiera. Por otro lado, planteó también la ratificación bilateral, aunque aclaró que es algo que está previsto desde antes del acuerdo con la UE.

Un tercer camino es “directamente bajarse de las negociaciones y ver qué hacemos con la 32/00”, esa disposición del tratado del Mercosur que imposibilita a los países negociar con terceros por fuera del bloque.

Así, Bartesaghi sostuvo que, por parte de Uruguay, se deben tomar decisiones importantes; “No romper con el Mercosur, pero sí tener un plan B, y ese plan B es de alguna forma aprovechar este contexto de crisis para recuperar la soberanía comercial y usarlo cuando haya que usarlo”, sostuvo el experto.


Argentina seguirá en negociaciones comerciales con el Mercosur

Argentina continuará en las negociaciones comerciales del Mercosur con Corea del Sur, Canadá, Singapur y El Líbano, según señaló el vicecanciller de Paraguay, Didier Olmedo, en declaraciones realizadas a la agencia AFP.

El Gobierno de Alberto Fernández, había señalado en abril que no estaba dispuesto a avanzar hacia acuerdos de libre comercio con estos países, sin embargo, el funcionario de Paraguay, país que ostenta la presidencia pro témpore del bloque, afirmó lo contrario.

“Argentina no se baja, solo que establece una modalidad operativa un poco más exigente en la medición de impactos, lo cual es saludable. Es un alivio”, expresó Olmedo.

“Se dio un gradual cambio de discurso” de Buenos Aires, agregó el vicecanciller paraguayo, quien agregó que “superar el impasse es lo que importa”. “Esperemos que este lapsus, por decirlo así, resulte en un episodio del cual podamos salir más fortalecidos. Lo concreto es que Argentina continúa y que todo sigue igual”, manifestó.