Para Lacalle Pou, hay que terminar con la ortodoxia de creer que un Estado liberal no es uno con sensibilidad social

Actividades de CAF > se desarrollaron durante tres días

Crédito: David Puig

El presidente, Luis Lacalle Pou, participó el pasado miércoles de la conferencia anual del Banco de Desarrollo de América Latina CAF. En su disertación habló sobre cómo ha manejado el país y su gobierno la crisis generada por la pandemia del Covid-19. A su vez, expresó que será necesario que las grandes naciones tengan una vocación aperturista.

El Banco de Desarrollo de América Latina CAF inició el pasado miércoles en Washington su conferencia anual. Durante los tres días que se llevó a cabo el evento se desarrollaron una serie de  debates en forma virtual. La convocatoria llama a pensar en los desafíos políticos y económicos que enfrenta América Latina.

En la primera jornada participó el mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, quien basó su oratoria en ir hacia un mundo libre y abierto. Agregó que con libertad solidaria y social es que se ha llevado adelante la pandemia por parte de Uruguay. En esa misma línea, señaló que la globalización ya se instaló y que cualquier conducta en cualquier parte del mundo puede tener consecuencia- en este caso negativas- en poblaciones a miles de kilómetros.

Expresó que hay que terminar con la ortodoxia de creer que un Estado liberal no es uno con sensibilidad social. “La combinación debe surgir según los momentos de país, la caja de herramientas de los gobernantes debe ser lo suficientemente amplia, entonces dejemos lo ortodoxo para la academia”, expresó el presidente. Mencionó que por eso la solidaridad ya no es algo voluntario, sino que se convirtió en necesario. 

“Todos los países han sufrido esta situación. Algunos tendrán recuperación en V, de meseta, en U, pero sí sabemos que como todas las crisis deja consecuencias en un conjunto importante de ciudadanos”, indicó. Ante ese contexto, señaló que el Estado debe estar presente para aquellos uruguayos que estaban en un nivel de cierta vulnerabilidad, y que no cuentan con un ingreso mensual. 

En otro punto del discurso, el mandatario uruguayo Pou señaló que los países que tenían una economía saneada y aquellos que tenían acceso al crédito, tuvieron -y tienen- una oportunidad para llevar adelante la emergencia. “En nuestro caso, no era una economía saneada, pero sí tiene acceso al crédito, a los cuales recurrimos en estos tiempos”, puntualizó.  

Hacia el mundo

En otro punto de su disertación, dijo que la vocación de proteger a los ciudadanos -como cualquier gobernante lo haría- puede tener tentaciones proteccionistas. Lo que puede llevar a que en este mundo nuevo, los países que tienen capacidad de autosustentarse pueden generar medidas proteccionistas. En ese sentido, Lacalle Pou llamó a la comunidad internacional a estar atentos. 

“Con confianza puedo decir que las grandes naciones tienen una vocación aperturista y esa vocación aperturista, para nosotros, los países en desarrollo, es fundamental “, reflexionó. 

Lacalle Pou hizo referencia a la conversación que mantuvo con el presidente de China, Xi Jinping, y aseguró que fue esa la temática sobre la que se dialogó. Agregó que estos mismos temas se trataron cuando se comunicó con los representantes del gobierno de Estados Unidos.