Se espera que para el 2021 la construcción empiece a tener un crecimiento en su actividad

Lacalle Pou > hay un gran déficit en la vivienda

Con motivo de celebrarse el Día de la Construcción se llevó a cabo el evento “Construcción, motor del desarrollo económico y generación de empleo”, en el que participó el presidente de la Cámara de la Construcción, Diego O´Neill; y el mandatario de la Republica, Luis Lacalle Pou, además de otras autoridades del gobierno. Durante el encuentro, el empresario señaló que si bien se viene de cinco años de caída y que este no será la excepción, se espera que en 2021 la situación cambie y haya un crecimiento. 

En el marco del Día de la Construcción, el presidente de la Cámara que representa al sector, Diego O´Neill, expresó que esa fecha era para celebrar y reflexionar acerca de esta industria y su situación actual. En su alocución señaló que su sector representa casi un 10% del Producto Bruto Interno (PBI) del país, además de contribuir con un 8% del empleo -según datos del Instituto Nacional de Estadística-, y concentra alrededor del 70% de la inversión de toda la economía uruguaya, según indicó el empresario. 

Asimismo, expresó que es una industria que desde el 2014 -que es desde cuando hay información estadística- viene reduciendo los niveles de siniestralidad. Agregó que es un sector activo que no demanda sino que propone y quiere ser parte de la solución.  

Ante la situación de pandemia, O´Neill explicó que si bien el sector sufrió, en comparación con otros rubros el suyo esta mejor y retomó niveles similares a los de antes de la pandemia, con una productividad similar, indicó. De hecho, fue uno de las primeras actividades económicas que se retomaron luego del párate por los casos de Covid-19. 

A su vez, indicó que se avanzó en la negociación salarial proponiendo un camino diferente al acuerdo puente planteado por la mayoría de los sectores. “Terminamos acordando un convenio colectivo a 35 meses sin aumentar el costo de construcción que garantiza estabilidad y certeza a los inversores y desarrolladores. Además, otorga a las empresas tiempos para trabajar sin conflictividad y poder enfocarse en mejorar la conflictividad”, puntualizó

Por otra parte, señaló que el sector viene de cinco años consecutivos de caída de la actividad, con una consecuente pérdida de empleo. Este año no será la excepción, y según las estimaciones del empresario el rubro cerrará en caída nuevamente. Igualmente, se mostró esperanzado con el próximo año señalando que se tienen expectativas de que el sector comience a revertir la situación y retome el crecimiento de la actividad.

En esa misma línea, recordó que está en curso la mayor producción privada de la historia -haciendo referencia a la obra de UPM2-, aunque aclaró que “una golondrina no hace el verano”, porque se necesita seguir creciendo para generar más empleo. 

A su vez, enumeró una serie de incertidumbres que vive el sector, entre las que se encuentra la evolución de la situación de nuestros países vecinos y cómo esos efectos repercutirán en la economía uruguaya.  

El gobierno 

El presidente Luis Lacalle Pou, también se hizo presente en el evento y resaltó la presencia de autoridades del gobierno, señalando que “es una señal fuerte de compromiso” con el sector. 

El mandatario recordó que el Ejecutivo adoptó iniciativas que constituían reclamos de la gremiales de la construcción vinculados con la promoción de vivienda de interés social, estímulos a los megaproyectos y flexibilización de la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones.

“Estas herramientas apuntan a generar inversiones, pero más importante aún es no detener las que se encuentran en marcha, principalmente en el este del país, como generadoras de empleo”, mencionó.


El debe en la vivienda

Durante su discurso por el Día de la Construcción, el presidente, Luis Lacalle Pou, señaló que hay un déficit de viviendas superior a unos 50.000 inmuebles en los distintos sectores de la población. Como forma de atender esa situación, desde Presidencia se diseñó en conjunto con el Ministerio de Vivienda y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, un sistema de fideicomisos para facilitar el acceso a la vivienda de los sectores medios de la sociedad, según indicó el mandatario.

En cuanto a los asentamientos, expresó que hasta el 75% del monto producido por la venta de bienes públicos se destinará al programa de regularización y relocalización de asentamientos. Uno de los artículos de la Ley de Presupuesto Nacional prevé esta herramienta, tras la realización de un inventario, señaló.