Exportación e importación de ganado en pie crea expectativa en todo el sector

POCO GANADO PRONTO ALIENTA SU VALOR

El sector ganadero muestra expectativa por la apertura del mercado en lo que concierne a la compra de ganado vacuno en pie, por otro lado, los frigoríficos se encaminan buscando la posibilidad de importar ganado en pie de la región procurando lograr abaratar el precio de la hacienda. Es que, la poca oferta de ganado pronto para la faena incrementa su valor.

Los valores de los terneros al finalizar la zafra en nuestro país no conformaron a los productores, pero la aparición de Turquía con la aspiración de importar 300.000 animales entusiasma al sector ganadero. La apertura de este país para adquirir 200.000 animales entre Uruguay y Brasil y 100.000 vacunos de la Unión Europea trae buenas noticias.

La intención es exportar en el primer embarque -en los próximos días- con 19.000 terneros. Para el segundo embarque ya se encuentran en cuarentena los animales; el valor será de U$S 2 el kilo con un peso de 220 kilos.

El gobierno turco autorizó a partir del 1 de agosto el ingreso de ganado en pie desde nuestro país de Brasil por una cantidad de hasta 40.000 animales por país.

El planteo realizado por la industria sobre la importación de ganado en pie con destino a faena está a consideración por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), según comentó el titular de la cartera, Carlos María Uriarte. Al planteo de las dos gremiales de la industria se sumó la solicitud de la Federación Obrera de la Carne y Afines (FOICA) para la importación de vacas preñadas para faena.

Uriarte dijo que “de concretarse la importación de esos animales, su carne no se podrá exportar”, teniendo como destino el abasto interno; pero no en la categoría de vacas preñadas. El ministro aclaró que cualquiera sea la alternativa, lo primero que “hay que salvaguardar a todo precio es la protección del status sanitario de Uruguay y los protocolos que se firmaron con los principales clientes”.

ACG

El mercado de hacienda gorda se mantiene firme a pesar de los inconvenientes de tipo logísticos en las exportaciones de carne vacuna registrados después del rebrote de covid-19 en China.

Los mejores novillos se encuentran en el eje de U$S 3,25 por kilo en cuarta balanza, pudiendo concretar ventas hasta U$S 3,30. La vaca se mantiene como la categoría más demandada, cotizando en un rango entre U$S 3,10 y U$S 3,15 el kilo. Las haciendas destinadas al abasto mantienen firmeza de precios; las vaquillonas especiales cotizan a U$S 3,25 el kilo.

Por su parte, la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), en la reunión semanal (lunes pasado) fijó los valores para las diferentes categorías; es así que fijó el precio del novillo especial en pie en U$S 1,78 y a la carne U$S 3,27 el kilo, la vaca especial a U$S 1,50 en pie y a la carne U$S 3,14 el kilo y la vaquillona especial a U$S 1,73 y U$S 3,25 a la carne. El comentario dice “Con faena disminuida por poca oferta de ganado preparado se afirman los valores”.

Sobre los precios de los ovinos establecieron para los corderos pesados en U$S 3,50 el kilo a la carne; los borregos U$S 3,44 el kilo a la carne; los capones U$S 3,07 el kilo a la carne y; las ovejas U$S 2,97 el kilo a la carne.  El comentario de la ACG indica que “Continúa la baja oferta y la estabilidad en los precios”.