Medalla de oro para la moda olímpica

Más allá del deporte

Pixabay

El brillante maquillaje, los atuendos personalizados y el nail art cautivaron la atención en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Los atletas se lucieron dejando en claro que no importa solo competir, sino también ofrecer un show a todo color.

Se apagaron las luces de los estadios y la llama olímpica tendrá cuatro años para viajar desde Río de Janeiro a Tokio para volver a encender otro juego olímpico. Aunque la competencia haya acabado, la destreza, el show y la moda de los juegos olímpicos quedaron en la retina de los casi 32 millones de espectadores que vieron los juegos por televisión.

Los principales diseñadores y las marcas más reconocidas a nivel mundial dijeron presente durante la competencia de Río 2016.

Fue el caso de la diseñadora Stella McCartney, que se fusionó con Adidas para crear una vez más una colección a la medida de la delegación de Gran Bretaña.

“Lo que quise hacer esta vez fue tomar la imaginería y los iconos y tratarlos de maneras individuales. Así que cada pieza del uniforme es diferente”, dijo la diseñadora a los medios internacionales.

Asimismo, McCartney apostó a escuchar a los atletas para poder darles no solo la comodidad que necesitan sino también cohesión. “Cada vez que hablo con los atletas, siempre dicen que quieren sentirse como un equipo. Y quise que así lo fuera”, apuntó. La colección diseñada para que los deportistas utilizaran en la Villa Olímpica está a la venta en las tiendas londinenses, pero además la diseñadora confeccionó otra línea comercial llamada Gold Collection para Adidas Original que está inspirada en estos Juegos Olímpicos.

Otro ejemplo es Giorgio Armani, que se encargó de diseñar el outfit para el equipo italiano. Esta colección se enmarca en su línea de ropa deportiva EA7 Emporio Armani. Esta línea, que utiliza como paleta de colores el blanco y azul, tiene como particularidad que dentro de cada campera, remera o buzo se encuentran palabras del himno nacional italiano.

Otras prestigiosas marcas tampoco quisieron quedar fuera del campo visual. La francesa Hermes diseñó una chaqueta para el equipo hípico de su país, y la firma italiana Prada auspició a su equipo de vela.

Los competidores uruguayos también pensaron en la moda y, como en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, fueron vestidos por Óscar Álvarez y la marca Everfit con sacos celestes y pantalones con corte jean en blanco.

Brillo y color

El glitter tomó protagonismo en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Así como las bailarinas que desfilan en sus comparsas cada comienzo de año en el Sambódromo, las gimnastas apostaron al maquillaje con ojos resaltados por la brillantina y labios marcados. Es el caso de la medallista norteamericana Simone Biles, que apostó por poner un toque de glitter alrededor de sus ojos antes de saltar a la competencia, siempre con los colores de su país.

Además de destacar el rostro, las deportistas optaron por dar estilo a sus manos con el nail art, un detalle que, sin dudas, llamó la atención. Las pequeñas obras de arte dibujadas en las uñas de las competidoras reflejaron, en casi todos los casos, las banderas o los colores de sus países de origen y los anillos que representan a los Juegos Olímpicos.