Saccone: “No nos podemos quedar con una expresión de deseo” respecto al desarrollo del mercado de acciones

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Carlos Saccone, Head of Wealth de HSBC Uruguay e integrante del consejo directivo de la Academia de Economía


La educación, así como la difusión pública de los beneficios que tiene el mercado de acciones en la economía, es fundamental para su desarrollo.

¿Cómo imagina al mercado de acciones y de inversiones en el mediano y largo plazo, y cumpliendo qué rol en nuestro país?

El mercado de acciones sería un elemento clave a desarrollar en Uruguay, que contribuiría con el progreso del país, agregando un mayor dinamismo a las empresas y dando más alternativas a ahorristas e inversores. Me gustaría que fuera mucho menos dependiente del exterior y del dólar.  Pero no nos podemos quedar con una expresión de deseo. El tema es cómo se logra, y creo que se hace apostando a la estabilidad macroeconómica con objetivos de inflación más bajos. Existen países pequeños, como nosotros, con su propia moneda, que lo han logrado. Pienso en el caso de Nueva Zelanda que tiene muchas otras similitudes con Uruguay, pero es un país significativamente más avanzado. Islandia es otro ejemplo, con un mercado de acciones relativamente importante y 350 mil habitantes, la décima parte de Uruguay.

¿Qué tareas fundamentales debería encarar el próximo gobierno en forma prioritaria pensando en el desarrollo del mercado de acciones?

El primero es educación y difusión pública de los beneficios que tiene el mercado para el desarrollo económico. Es importante la distinción entre el instrumento “acciones”, donde uno es propietario de la empresa, y diferenciarlo de los bonos/obligaciones, donde uno es acreedor de la empresa.  Emitiendo acciones, una empresa se financia sin endeudarse, al tiempo que el inversor se puede beneficiar del crecimiento y rentabilidad de la compañía, lo que no sucede con los bonos. El otro tema relevante debería ser la búsqueda de un gran consenso político para que sean las empresas públicas las primeras, las que den el puntapié inicial, abriendo su capital y beneficiando a todos los uruguayos para que podamos participar

¿Cuáles cree son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década?

El primero, apertura comercial. Somos un país aún cerrado; esto implica, además, un cambio cultural. Hay sectores que pueden tener una resistencia natural, pero a nivel país los beneficios son claros. Es necesario generar muchos más acuerdos comerciales con otros países.

Otro tema fundamental es generar una mayor facilidad para hacer negocios. Esto implica, por ejemplo, y yendo a puntos estrictamente prácticos, menos carga de trámites, menores impuestos, reducción de los días que demora un permiso para construcción, entre otros temas

Pasando a otro ámbito, cualquier iniciativa se desdibuja si la inflación se nos va de las manos. Un rango objetivo de inflación 1%-3% para el período 2020-2030 sería muy útil para el desarrollo del país.

Finalmente, es esencial lograr un amplio consenso para reformular la propuesta educativa en Uruguay, en particular, en la enseñanza media.