Hugo Pareschi: “Hemos apostado a diversificar nuestra oferta de productos”

Hugo Pareschi, gerente general de Calcar


Calcar se posiciona, en la actualidad, como una de las principales empresas lácteas del país. La empresa se distingue por la diversificación. En primer lugar, con una amplia oferta de quesos en el mercado local y para exportación. Segundo, según su gerente general, una característica de la empresa es fundar sus negocios “en relaciones duraderas y de largo aliento” con sus clientes. Tras un año “bisagra” para el sector, Calcar espera consolidarse en el mercado interno el año que viene y recuperar el precio de la leche al productor.

Por Federica Chiarino | @FedeChiarino

¿Cómo y cuándo surgió Calcar?

En el año 1956 un productor leche de Carmelo, Ibaldi, instaló los equipos para recibir y pasteurizar leche proveniente de los establecimientos de la zona. Esto generó una fuerte preocupación de los productores lecheros que, luego de producir, vendían su leche en la ciudad de Carmelo para el consumo de las familias. Estos productores consideraron como una fuerte amenaza la instalación de esta industria que, además, contaba con el monopolio del abastecimiento de la ciudad. Fue así que se generó un movimiento social que terminó en revuelta con represión militar y, a partir de esta situación, un conjunto de personas y autoridades de Carmelo buscaron una salida y con la anuencia y comprensión del motor de la iniciativa industrial, se abrió el capital y se formó así una cooperativa: Cooperativa Agraria de Responsabilidad Limitada – Carmelo.

¿Cómo se posiciona la empresa actualmente en el sector lácteo uruguayo?

Calcar es una de las principales industrias lácteas de nuestro país. Con una larga y fuerte trayectoria industrial, posee un largo perfil exportador de quesos, con una variedad amplia y para diversos destinos. Desde hace dos años venimos consolidando nuestras exportaciones de leche larga vida en cajas, lo que ha ampliado nuestros mercados y clientes a partir de este nuevo producto que hemos incorporado a nuestra cartera.

En el mercado interno, a partir del año 2000 aproximadamente, reforzamos nuestra presencia y hemos verificado crecimientos continuos hasta la fecha. Hace pocos días lanzamos un nuevo envase de leche de media vida y ultrapasteurizada, un envase muy moderno, práctico e higiénico para el consumidor. Este nuevo lanzamiento está expresando nuestra actitud y compromiso con el mercado y nuestras energías como empresa para sortear épocas complejas buscando alternativas innovadoras.

¿Qué cosas distinguen a Calcar dentro de su rubro?

Es una empresa de mediano porte, con una larga experiencia industrial y comercial, ya sea en la cadena de distribución del mercado uruguayo como en diversos mercados internacionales. Hemos apostado a diversificar nuestra oferta de productos. Primero lo hicimos con una amplia variedad de quesos, los que no solo se venden en el mercado local sino que también se exportan. En esto hemos sido diferentes a otras industrias. Hemos mantenido siempre estándares de calidad elevados y esto el mercado lo ha reconocido. Por otra parte, una característica de nuestra empresa es la de fundar nuestros negocios en relaciones duraderas y de largo aliento con nuestros clientes. En general, no somos vendedores spot de nuestros productos.

¿Cómo ha sido lo que va del 2016 para Calcar?

El 2016 ha tenido la característica de ser un año bisagra, en el que la producción de leche a nivel nacional ha sido baja. Estamos saliendo de una etapa compleja, el sector se está recurando y volviendo a crecer en el conjunto, ya sea producción primaria como industrial y comercial. Los valores en el mercado internacional mostraron signos de recuperación importante al principio y luego se estabilizaron y descendieron algo incluso, pero en este momento hay demanda y los valores están estables. En el mercado local, la demanda se mantiene estable.

¿Cómo evalúa la situación actual del sector y cómo se para Calcar en este escenario?

La situación del sector lácteo de nuestro país es de transición. Se están procesando ajustes. Ha llegado una nueva empresa de porte de nivel internacional que está llevando adelante su proyecto industrial y comercial. Además, se han terminado de instalar nuevos proyectos con una nueva modalidad que es la de producción propia e integrada entre producción primaria e industrial, entre otras cosas. Estamos en un período de transición y cambios que, cada vez que ocurren y cuando nos encontramos en medio de los mismos, las decisiones y proyecciones se van tomando momento a momento.

Las perspectivas son muy buenas para el sector; Uruguay está llamado a ser un actor internacional en el sector lácteo importante. Estamos en una zona privilegiada para la producción de leche. El sector lácteo uruguayo goza de muy buen nombre a nivel internacional. Hemos hecho bien los deberes durante muchos años.

¿El pago de la deuda de Venezuela fue suficiente para revertir su situación de crisis?

El último negocio que se hizo con Venezuela, en nuestro caso, fue el primer negocio que hicimos con una corporación estatal venezolana. Durante los treinta años que hace que exportamos nuestros quesos a Venezuela, siempre lo hemos hecho a privados. Como todos los negocios y más como en este caso en particular, en un momento donde las ventas en el mercado internacional estaban bastante quietas -por no decir del todo-, fue muy importante. Se resolvieron los stocks y con eso se generó una corriente de ingresos que alivió nuestras necesidades.

¿Qué porcentaje de su negocio representaba la exportación de productos a Venezuela?

En los años en los que se registraron los máximos exportados a Venezuela, significó hasta el 70% de nuestras exportaciones. Hoy las exportaciones representan, aproximadamente, el 50% de nuestras ventas totales.

¿Qué desafíos tiene Calcar para el 2017?

El 2017 para Calcar será un año de consolidación en el mercado interno y puesta en marcha de su nuevo complejo industrial en Tarariras, con su nueva planta de elaboración de leche y suero en polvo. Será un año muy trascendente en la historia de la empresa. Otro desafío muy importante para el nuevo año, no solo de nuestra empresa sino del conjunto del sector, es el de recuperar el precio de leche al productor, ya que hemos pasado un período complejo en este aspecto. Para esto, en el caso de Calcar, son muy importantes los proyectos que tenemos en desarrollo y la situación general de los mercados donde comercializamos nuestros productos.


Señas de identidad

Hugo Pareschi tiene 56 años y tres hijos: Francisco, Emilia y Maurizio. Es economista de profesión y actualmente se desempeña como gerente general en Calcar. En sus tiempos libres disfruta del cine, los deportes y la lectura. El último libro que leyó fue “Una Pica en Flandes”, de Daniel Chavarria. Se reconoce gran admirador de Ernesto Sábato.