Aguerre: “En 20 años vamos a vender campos que contengan información sobre su productividad”

Tabaré Aguerre » “SE HABLA HOY DE LA REVOLUCIÓN DE LA PRODUCCIÓN CÁRNICA URUGUAYA”

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, dijo a CRÓNICAS que en los próximos 20 años se podrán vender campos que cuenten con gran cantidad de información relacionada a la productividad del terreno en base a diferentes circunstancias. “Además de toda esa información se podrá contar con imágenes satelitales que indiquen el crecimiento de las pasturas que se asociarán con el régimen de lluvias y con los kilogramos de carne”, dijo Aguerre.

El futuro del campo uruguayo está basado en la tecnología. A la innovación que significó el alcance de la trazabilidad, ahora el ministro Tabaré Aguerre fue más allá y habla de un país agrointeligente. “Podemos hablar de un Uruguay que monitorea los impactos de forma moderna, pero también, que pone ciencia e investigación para estudiar la resiliencia al cambio climático. Y hoy en el país hay muchísimos ejemplos concretos”, dijo a CRÓNICAS el titular del MGAP.

Aguerre puso como ejemplo al Sistema Nacional de Información Agropecuaria (SNIA). Una plataforma “ambiciosa” de información, en la que toda la información vinculada a un productor, a un animal, a una historia de producción, a un proceso de certificación, de suelo, de cultivo, de sanidad animal, se carga en una base de datos. “En realidad será una base de datos por un lado, y una acumulación de capas de mapas o de sistemas de información geográfica, que nos va a permitir interrelacionar las distintas variables, y buscar las relaciones de causalidad en corto, mediano y largo plazo”, agregó Aguerre.

“Hoy, cuando se realiza la venta de un campo, se vende un título de propiedad, un documento de propiedad, con un plano de ubicación y de mesura. Dentro de 15 o 20 años, vamos a vender un campo con eso, más una historia clínica que va a decir cuánto produjo ese establecimiento frente a determinados comportamientos pluviométricos, cuántas aplicaciones de agroquímicos se realizaron en la historia en ese lugar, en qué fecha se aplicó, cuántos animales enviaron a frigorífico, cuánto pesaron los animales”, aseguró Aguerre.

Dentro de 15 o 20 años, vamos a vender un campos con su historia clínica que va a decir cuánto produjo ese establecimiento frente a determinados comportamientos pluviométricos

Además de toda esa información se podrá contar con imágenes satelitales que indican el crecimiento de las pasturas que se asociarán con el régimen de lluvias y con los kilogramos de carne que produjeron los animales en ese campo, que se conocerán en detalle dada la monitorización.

“Otro ejemplo que marca el camino es la plataforma que está estudiando la selección genómica de dos atributos fundamentales en la producción de carne, que son la eficiencia de conversión del pasto a carne, y la calidad del corte valioso que hay en la res carnicera.

Probablemente podamos tener una base de datos muy potente que nos permita saber que determinadas líneas genéticas en ciertos ambientes, tienen cierto comportamiento”, detalló el ministro y sostuvo que se espera que dentro de, como máximo, 20 años, el valor de un bien esté asociado a su productividad. “Si la teoría económica es correcta, la tierra vale por la renta que genera, y ésta está asociada con la productividad. Se habla hoy de la revolución de la producción cárnica uruguaya. Esto es una oportunidad que nosotros tenemos que aprovechar”, sentenció.

Vienen tiempos mejores
En cuanto a los precios de algunos productos agroindustriales que se han visto perjudicados en los últimos tiempos, Aguerre había reconocido que “hoy algunos sectores del agro no están pasando por un buen momento. Hay dificultades en el plano económico, con precios deprimidos en algunos sectores. La leche y el arroz son un claro ejemplo de ello”. El nivel de precios actuales se debe a una “fuerte competencia en el mercado internacional con proveedores de alimentos que surgen de economías fuertes que subsidian la producción y la protegen. Igualmente, en los últimos seis años, los altos precios explican un crecimiento del 53% de la producción de leche. Y como los precios son cíclicos, hoy parecen estar subiendo nuevamente”.

El jerarca dijo que es necesario ver, ahora, cuál será “el nuevo equilibrio”. “Sea cual sea, debemos seguir trabajando en la competitividad del sector, teniendo presente su importancia social y económica, pero además, su integración basada mayoritariamente en el sistema cooperativo”, agregó.