Para el gerente general de Altos del Arapey, es “totalmente ridículo” el puesto de control en el acceso a las termas

Salto > INTENDENCIA INSTALÓ PUESTO DE CONTROL EN ACCESO A LAS TERMAS DEL ARAPEY

Altos del Arapey

El 4 de agosto se inauguró un nuevo puesto de control de acceso en Termas del Arapey, en el departamento de Salto. Esta medida implica el cobro de $80 a cada uno de los turistas que ingresa al predio de las termas, quienes deben descender de sus vehículos para registrarse en la casilla. En diálogo con CRÓNICAS, Roberto Siegfried, gerente general del hotel Altos del Arapey, manifestó total desacuerdo con la decisión de la Intendencia de Salto, por entender que perjudicaría al turista y, a la larga, generaría una baja en la cantidad de visitantes. “Es toda una logística que es la cosa más espantosa que he visto en mi vida”, dijo.

Por Federica Chiarino | @FedeChiarino

La directora de Turismo de la Intendencia de Salto, María Noel Rodríguez, dijo al diario Cambio de Salto que el objetivo de esta cabina responde a las exigencias de la Interpol, según las que se debe tener un registro de los huéspedes, tanto en alojamientos municipales, como en los hoteles cinco estrellas. Según Siegfried, “eso no solamente es faltar a la verdad, sino que es una mentira absoluta”. El empresario aseguró que en este puesto de control no se registran los nombres, apellidos ni cédulas de quienes ingresan. Además, señaló que Altos del Arapey envía, por exigencia de la Jefatura de Policía, todos los días, e incluso a veces más de una vez por día, el reporte de quienes ingresan y salen, con sus respectivos documentos. “Es totalmente ridículo lo que dicen”, opinó.

Por otra parte, Leonardo Buruchovas, presidente de la Comisión de Turismo del Centro Comercial e Industrial de Salto, dijo estar de acuerdo, en gran parte con la medida. En diálogo con CRÓNICAS, Buruchovas opinó que es esperable que se cobre una entrada a las Termas del Arapey a los turistas, ya que esta es una medida que se aplica en muchos parques del mundo.

Empresarios hoteleros mostraron preocupación, además, por las largas colas que podría generar este puesto de control, al obligar a descender a cada pasajero que ingrese al predio de las Termas del Arapey. Siegfried, por su parte, advirtió que los fines de semana, entre los hoteles privados de la zona ingresan entre 200 y 230 vehículos entre las 11 de la mañana y las tres de la tarde. En ese horario, podría generarse un gran embotellamiento por causa de que cada uno de ellos deba descender a realizar el control.

“La logística es de otro mundo. No existe, no pueden hacer una cosa como la que están haciendo. Incomodar a pasajeros después de haber pasado una frontera, con lo que lleva, con la hora, hora y media, dos horas de cola…”, opinó Siegfried.

El público principal que recibe Altos del Arapey proviene de Montevideo, de Buenos Aires o del sur de Brasil. Los visitantes realizan cientos de kilómetros hasta llegar a la aduana de Concordia, donde deben esperar entre media hora o una hora para poder hacer los correspondientes trámites. Luego de esto, deberán hacer 80 kilómetros a través de la ruta 3 hasta llegar al camino Gaudín, donde se instaló el puesto de control para ingresar al predio termal.

Sin embargo, para Buruchovas, esta no es la principal preocupación, dado que considera que la Intendencia de Salto tendrá prevista alguna medida para evitar los embotellamientos y las largas esperas. El presidente de la Comisión de Turismo del Centro Comercial e Industrial de Salto opinó que el principal problema es el estado del camino de acceso “Raúl Gaudín”, donde se ha instalado la cabina de control, ya que presenta varios baches e irregularidades. En esa línea, Siegfried dijo: “Ese camino está absolutamente destruido, son 19 kilómetros y hay un bache al lado del otro que son cráteres. Ya hay, de nuestros clientes, ocho o nueve que rompieron cubiertas ahí”.

El gerente general de Altos del Arapey opinó que, en el largo plazo, podría generarse una baja en la cantidad de turistas que deciden vacacionar en las termas. Como argumento, dijo que ya ha leído varios comentarios negativos en plataformas como Booking o TripAdvisor, respecto a las condiciones del camino Gaudín. Eso, sumado al nuevo puesto de control, según Siegfried, “puede contribuir a que haya una baja”.

El empresario contó que estas preocupaciones fueron manifestadas a la Intendencia previo a la inauguración del puesto de control. Sin embargo, la decisión se mantuvo. “No olvidemos que estos son predios privados que se compraron, que no tienen nada que ver con la parte municipal”, puntualizó.