PIT-CNT y Cabildo Abierto coinciden en postergar aumento de tarifas

Ante> el escenario de emergencia sanitaria

El gobierno aún no realiza estimaciones de cuán duro será el impacto del coronavirus sobre la seguridad social. Con la cabeza en el presente, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) presentó un mecanismo para flexibilizar el seguro de paro en algunos sectores. Mientras tanto, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira pidió al Parlamento que se tomen medidas para proteger a los más débiles: “No aumentar las tarifas en este momento tiene que ser una cuestión empática”, dijo el líder sindical a CRÓNICAS. En la misma línea el senador por Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos pidió la postergación del aumento “hasta que la situación se normalice”. Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), reflexionó: “Sin dudas, la actividad va a ser menor una vez que acabe esto”.

Por María Noel Durán | @MNoelDuran

El MTSS activó un mecanismo que flexibiliza el seguro de paro para los sectores que se han visto más comprometidos por los embates de la pandemia, entre los que se encuentran turismo y comercio.

Al momento del anuncio, el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, detalló en conferencia de prensa que desde este miércoles y durante un mes, determinados sectores podrán enviar al seguro de paro a sus empleados por la mitad del horario o hacerlo por un solo mes, algo que no estaba contemplado en la modalidad original.

Consultado por CRÓNICAS acerca de las estimaciones del impacto que pueda tener la pandemia en el sistema de seguridad social, el titular de la cartera de Trabajo, Pablo Mieres aseguró que “todo depende de cómo evolucione la curva de contagios”. En la misma línea se mostró el presidente del Banco de Previsión Social, Heber Galli, quien apuntó: “No creo que se pueda contar con información para hacer estimaciones dada la dinámica cambiante de la situación”.

En medio de la incertidumbre en el mercado laboral, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, presentó en la tarde de ayer al Parlamento un proyecto de ley para proteger a los más débiles en el marco de la crisis sanitaria.

En diálogo con CRÓNICAS, Pereira remarcó: “Estamos en una etapa de la epidemia que va a seguir avanzando, con lo cual es probable que la posición del Sindicato Médico de tener una cuarentena obligatoria se lleve en algún momento a la práctica. Si es así, hay que pensar en los más débiles, por eso tiene que haber una partida especial que atienda las circunstancia de este sector de la población”.

Se trata de unos 400.000 trabajadores que son informales, de los feriantes y las personas que están en situación de pobreza, lo que constituye en el entorno de los 500.000 hogares, cerca de un millón de personas.

“Eso le sale por dos meses al Uruguay unos US$ 500 millones -según cálculos primarios- y parto de la base de que vale la pena gastarlo de las reservas ya que Uruguay tiene más de US$ 16 mil millones o endeudarse, porque estamos endeudándonos para salvar a las futuras generaciones. Si nosotros hacemos mal las cosas hoy, los que la van a pagar son las futuras generaciones”, reflexionó el presidente de la central sindical.

Pereira agregó que “hacerlo bien” es no permitir que Uruguay entre en el embudo en que lo hizo en el 2002.

“Cuando terminó la crisis había 40% de pobres y la pobreza infantil rondaba el 50%. Eso es lo que hay que evitar, que cuando salgamos de la crisis sanitaria no haya una crisis social sin precedentes”, indicó.

Además de esta política activa del gobierno, Pereira enumeró otras que pueden ayudar a amortiguar los estragos del coronavirus, como posponer el pago de las facturas para aliviar al sector medio de la sociedad. “Generar kit que la gente pueda comprar para evitar el contagio tiene que ser una obligación estatal. No puede ser que le vendan el alcohol al precio de una botella de whisky; están estafando a la gente”, espetó.

A su vez, instó a la sociedad a llevar a cabo una política de consumo responsable. “Una cosa es tener la alacena llena y otra es comprar para tres meses. Así dejamos sin alimentos a otros y eso corta la cadena de consumo de las personas con mayor debilidad; todos tenemos que pensar en clave social”, puntualizó.

Finalmente, Pereira señaló que la propuesta se presentó formalmente ante el Poder Legislativo en la tarde de ayer: “Ojalá el Parlamento y el gobierno tengan los oídos abiertos”.

Tarifas congeladas

Esta semana, en conferencia de prensa, la ministra de Economía y Finanzas Azucena Arbeleche ratificó la intención del gobierno de incrementar las tarifas públicas a pesar de la emergencia sanitaria. “Las medidas que fueron anunciadas la semana pasada se mantienen”, dijo sobre los anuncios que incluían, además, la reducción en los beneficios del IVA al comprar con tarjetas de débito o crédito.

Fernando Pereira: “No aumentar las tarifas en este momento tiene que ser una cuestión empática”.

En conversación con CRÓNICAS, el presidente del PIT-CNT se refirió también al aumento de tarifas previsto por el gobierno y respaldado el pasado miércoles por la ministra Arbeleche. “No aumentar las tarifas en este momento tiene que ser una cuestión empática”, aseguró Pereira.

En la misma línea se expresó el senador e integrante de la coalición de gobierno por Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos: “Hemos planteado al Poder Ejecutivo la necesidad de postergar la suba de las tarifas públicas hasta que la situación se normalice”.

Navegar sin horizonte

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Gabriel Murara, también se refirió a la crisis sanitaria y a la incertidumbre en el mercado laboral: “No sabemos dónde estamos navegando ni dónde está el horizonte”, sostuvo.

“Hay que seguir pensando, buscando ideas para salvar a la producción hasta donde podamos”, ratificó, a la vez que señaló que no hay mediciones puesto que la industria está peleando para seguir produciendo. “Ya veníamos muy golpeados por la falta de competitividad y ahora no sabemos qué horizonte tiene esto, si un mes, dos o cinco, no sabemos nada”, apuntó Murara.

Finalmente, el presidente de la CIU señaló: “Sin dudas la actividad va a ser menor una vez que acabe esto, y ante eso, tenemos que tratar de que el daño sea el menor posible para cuando se pueda volver a arrancar”, concluyó.


Con garra charrúa

La Cámara Industrial de Alimentos (Ciali) y el Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y afines del Uruguay (Cambadu) emitieron un comunicado en el que piden a la población que compre y consuma productos fabricados en Uruguay. Las organizaciones aseguraron que esta medida es “por el bien y el trabajo de los uruguayos”.

“Pedí comida a los pequeños negocios, comprá en la veterinaria del barrio, no en los grandes distribuidores. Comprá en la panadería de la esquina, no en el supermercado”, resalta el comunicado.

Por otra parte, las redes sociales también fomentan el consumo en Uruguay, incluso, luego de la emergencia sanitaria. En esta línea, uno de los mensajes que circuló en los últimos días señala: “Cuando termine la emergencia del Coronavirus, haga una buena acción por el resto del 2020: pase las vacaciones en su país, coma en restaurante de su país(…)apoye a las empresas que han tenido dificultades debido a la baja o falta de ventas” y culmina: “Saquemos adelante la economía de nuestro país”.