Ánima presentó su modelo de Formación Dual, que combina la teoría y la práctica en experiencias laborales

Ministerio de Trabajo > CON LA MIRADA PUESTA EN EL MODELO DUAL COREANO Y ALEMÁN

Felipe Migues y Mariana Steffen, coordinadores laborales, junto a Ximena Sommer, dir. ejecutiva de Ánima

El timbre ha vuelto a sonar y, una vez más, comenzaron las clases en Primaria, Secundaria y Bachillerato, en todo el país. Autoridades de la educación están buscando brindar soluciones a la ausencia de maestros para algunos grupos de alumnos. Docentes del Interior han tenido que venir a la capital por no contar con grupos en sus ciudades. Las ofertas educativas que existían hasta hoy, siguen existiendo. Pero hay una nueva opción: la Formación Dual de Ánima Bachillerato Tecnológico. Se trata de un modelo presentado el pasado martes, que propone combinar el aprendizaje en el aula con aprendizaje práctico en distintas empresas, con el apoyo de un tutor.

Por Federica Chiarino | @FedeChiarino

La idea surgió de la detección de una doble necesidad. Por un lado, la realidad educativa de las familias y jóvenes de contextos vulnerables del país. Estos jóvenes, muchas veces, no podían seguir formándose luego de finalizar el ciclo básico, por distintos motivos. Necesidad de trabajar para mejorar su situación, cuidar a sus hermanos o falta de motivación. Y por otro lado, la necesidad de varias empresas del rubro tecnológico de contar con personal joven, capacitado para distintas tareas prácticas. “¿Por qué no podemos poner al servicio de la formación de los jóvenes todo lo que quieren las empresas?”, se preguntó Ximena Sommer, directora ejecutiva de Ánima.

Esta modalidad educativa les permite a los jóvenes adquirir experiencia en el ámbito laboral en empresas de primer nivel, impulsando su desarrollo personal y profesional. Ánima propone acuerdos con empresas dispuestas a tener una acción común: formar a los jóvenes menos favorecidos, dándoles la oportunidad de proyectarse e incorporarse en el mercado laboral formal.

Alemania es el ejemplo a seguir en el modelo que quiere desarrollar Ánima. En ese país europeo, la formación Dual funciona con éxito desde hace varios años. El alemán Berthold Ebner, director general de Basf Services Americas Montevideo, participó en su país de origen en la formación dual de aprendices dentro de su empresa. El experto compartió su experiencia y su visión acerca del impacto que este modelo genera en diferentes aspectos. Un primer motivo es el referente a los jóvenes, que no siempre quieren o pueden ingresar a una universidad. Motivos económicos, desvalorización de la educación, falta de motivación o tiempo.

El modelo Dual también colabora con la erradicación del desempleo juvenil en la sociedad en general, y enseña a los jóvenes en edades tempranas el valor del trabajo y la responsabilidad. “Tener la disciplina de trabajar, saber que tengo que hacer algo bueno y tener el interés de dar buena calidad al trabajo”, explicó Ebner.

La formación dual en Alemania tiene una larga tradición. Es uno de los grandes pilares del éxito de la economía alemana y es razón fundamental del bajo nivel de desempleo juvenil de ese país (alrededor del 6%).

Durante la presentación del modelo Dual de Ánima, estuvo presente también Eduardo Pereyra, presidente de Inefop y director nacional de Empleo. Pereyra contó que la Dirección Nacional de Empleo ha firmado un acuerdo para el seguimiento de la experiencia de Ánima, “para recoger buenas prácticas y poder acompañar al sector público en esta modalidad”. Además, mencionó el acuerdo firmado por el presidente Tabaré Vázquez, en su reciente visita a Alemania, para promover esta manera de formación en el sector público.

“La formación no solo se adquiere en los ámbitos educativos. Esto quizás no se discute públicamente, pero ha sido motivo de un no reconocimiento que, en los ámbitos laborales, se moldea y se forma a la persona y adquiere conocimientos”, reconoció Pereyra. Por otro lado, Inefop mantiene un compromiso con las políticas de empleo para la formación y la capacitación.

El Estado también busca, según Pereyra, aprender y vincularse al sector empresarial para detectar políticas y estímulos a la contratación, y evaluar posibilidades de apoyo a la capacitación y la orientación laboral. El Ministerio de Trabajo está trabajando en la firma de un acuerdo con Corea del Sur para analizar su modelo educativo, que contiene componentes del Dual, pero adaptado a la realidad de su país con gran éxito.

La desocupación juvenil en Uruguay es superior al 20%, y la deserción del sistema educativo es muy grande, sobre todo en la etapa del Bachillerato. El modelo Dual podría generar oportunidades de trabajo para los jóvenes que no impliquen una desafiliación del sistema educativo, y contribuyan a combatir esa tendencia a la deserción, sobre todo en los contextos más vulnerables.

Ánima tiene entre sus objetivos principales que su modelo sea el puntapié inicial para difundir esta formación a todo el territorio nacional, tanto en el ámbito público como privado. En diálogo con CRÓNICAS, Sommer dijo que la implementación del modelo Dual en Ánima es el primer paso para “empezar a crear esa cultura que se necesita a nivel de las empresas y a nivel país. Es el camino para lograr, después, la réplica”.

Las evidencias de los beneficios de la aplicación de este modelo son notorias. Los modelos de Alemania y otros países son prueba de ello. Javier Lasida, consultor en políticas educativas de formación profesional y presidente de Comisión Directiva de Ánima, dijo que existe mucha evidencia que demuestra que estos programas tienen mejores resultados que otras modalidades de educación media o incluso, educación medio-técnica, comparando grupos que reciben formación en una modalidad y en otra. Sin embargo, advirtió que “no es cualquier modalidad de educación de trabajo o de formación dual, sino que tienen que ser prácticas de aprendizaje o prácticas formativas con determinadas características”.

Este modelo impacta en tres grandes áreas, según Lasida. La primera es en los mismos jóvenes. “Los datos indican que los países que vienen ensayando, trabajando con esta modalidad, tienen niveles de desocupación juvenil significativamente menores que los países que no la tienen”, dijo.

Una segunda área es el impacto en la productividad. Un estudio mundial de la consultora Manpower, donde se les preguntó a los empresarios que hubieran recibido estudiantes en la modalidad de práctica laboral o de práctica formativa cómo les había ido, reflejó resultados muy positivos en cuanto a satisfacción. El 86% estaba muy conforme y recomendaría a otros empresarios recibir jóvenes en práctica. Los empresarios entendieron que la experiencia de contratar jóvenes de Bachillerato Dual contribuyó a mejorar la gestión, la selección, la formación, la inducción, y fue una formación pertinente a las necesidades de su empresa.

La tercera área de impacto del modelo Dual es a nivel de las sociedades. Esta modalidad tiene una importante contribución a la equidad, porque redistribuye un bien fundamental, que es el trabajo. La segmentación territorial es una realidad. Un problema tan grave como este, es que también los que viven en determinados barrios no acceden a determinados tipos de puestos de trabajo, incluso teniendo la capacitación necesaria.

Ánima cuenta con 75 cupos por generación, para el acceso a la Formación Dual. Esto daría un total de 225. Los trabajos serán remunerados, pero aún no está definido el salario. El programa se enmarca en la Ley de Empleo Juvenil y este aspecto se está terminando de definir en conjunto con el Ministerio de Trabajo y la Dirección Nacional de Empleo. Serán jornadas de 12 horas semanales, repartidas en tres días de la semana.

La expectativa del Bachillerato Tecnológico es seguir compartiendo con las empresas el valor y que ellas mismas apuesten a este tipo de formación. “Y, sobre todo, seguir aprendiendo, seguir consolidándonos año tras año, e ir mejorando la propuesta para que los jóvenes puedan hacer sus prácticas formativas durante quinto y sexto y después insertarse en el mercado laboral”, dijo Sommer.


Una experiencia cercana

Modelos como el alemán o el coreano podrían resultar muy alejados de la realidad de Uruguay. Sin embargo, existen evidencias de éxito del modelo de Formación Dual muy cercanas al territorio nacional. En Argentina, la empresa Siemens, entre muchas otras, ha desarrollado capacitaciones bajo este modelo desde los años 80.

Rubén Zazzali es consultor independiente en Formación Dual para la inserción al mundo laboral de los jóvenes y, como trabajador de Siemens, ha estado encargado de la formación de jóvenes dentro de la empresa. Además, tiene un vínculo con la Cámara de Comercio e Industrias Argentino-Alemana, con participación activa en la implementación del modelo Dual en ese país. Zazzali narró la experiencia del país vecino y brindó algunas pistas para su aplicación en Uruguay.

Las experiencias de implementación del modelo Dual en Argentina comenzaron alrededor de 1980, auspiciadas por la Cámara Alemana y circunscriptas a las empresas pertenecientes a ella. Comenzó con algunas pocas experiencias en empresas puntuales. Con el correr de los años, se fue consolidando.

“A fines del año pasado tuve la oportunidad de ser el moderador de un encuentro de cámaras de la región que era abierto a empresas alemanas y a pequeñas y medianas empresas del país. No solamente se circunscribe a una formación comercial, ya se han abierto a formaciones técnicas, entonces ha ido creciendo y desarrollándose”, contó Zazzali.

En 2015 se realizó una Cumbre en Argentina, de la que participaron el Ministerio de Educación, el Ministerio de Trabajo, la Unión Industrial Argentina y la Cámara Alemana. En ese encuentro firmaron un acuerdo mediante el que declararon de interés el sistema y se comprometieron a adecuar las legislaciones para el funcionamiento del mismo. La Unión Industrial se comprometió a divulgarlo entre sus afiliados y la Cámara Alemana a colaborar en la capacitación y en la formación de lo que hiciera el sistema.

Finalmente, el experto argentino advirtió que en Latinoamérica las situaciones varían según el país. El modelo Dual se ha consolidado también en Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y México. Estos dos últimos han logrado dar un paso más, en cuanto que ya cuentan con una legislación al respecto.