Elena Tejeira: “Debemos desarrollar herramientas para empoderar a las mujeres”

EDICIÓN EMPRESAS & NEGOCIOS Nº 100

Elena Tejeira, presidenta de OMEU


Con expectativas de que las mujeres cumplan cada vez un rol más protagónico en el sector empresarial, OMEU propone trabajar en políticas públicas y educación para lograr un cambio cultural.

¿Cómo avizora al empresariado y al emprendedurismo femenino en el mediano y largo plazo?

Las mujeres son un motor fundamental de la economía, y desde OMEU buscamos potenciar su talento brindándoles instancias de mentoreo, conocimiento sobre liderazgo, finanzas y redes de contacto para que puedan llevar adelante sus emprendimientos. Hoy, la matrícula universitaria es mayoritaria femenina, y eso poco a poco se va traduciendo en un cambio cultural, que seguramente llevará a que en 10 años veamos más mujeres al frente de sus emprendimientos.

¿Qué aspectos fundamentales se deberían desarrollar para quebrar el “techo de cristal” y alcanzar la igualdad de género a nivel profesional?

La educación y el cambio cultural son los aspectos principales que se deben potenciar para poder quebrar el “techo de cristal”. Debemos desarrollar herramientas para empoderar a las mujeres y darles la confianza para superar las barreras que muchas veces aparecen en el camino. A su vez, se deben diseñar más políticas públicas que favorezcan y promuevan iniciativas lideradas por mujeres.

¿Cuáles son los temas en que Uruguay, como país, tendría que poner énfasis, sin importar nivel ni sector de actividad, apuntando a un mayor desarrollo de su sociedad y de su economía en la próxima década?

El Estado debería comprometerse a invertir en el desarrollo de una educación de calidad, apostando a que el conocimiento genere mano de obra calificada e innovación, un pilar fundamental de la economía de un país.  Por otro lado, es importante que para construir nuevos emprendimientos se diseñen políticas públicas que apunten a mejorar los actuales beneficios fiscales y tributarios, así como facilitar la constitución de nuevas empresas y quitar peso impositivo y cargas sociales, para que todo aquel proyecto semilla logre una autosustentabilidad.