Montevideo ofrece la oportunidad de mercado más certera de América Latina

EN 2030 > UN 73,1% DE CONSUMIDORES TENDRÁ INGRESOS ANUALES SUPERIORES A US$ 15.000

La sólida tasa de crecimiento económico que presenta Uruguay refleja un entorno empresarial atractivo, a la vez que emerge un período de debilidad económica relacionado con la dependencia de los productos básicos. Días pasados, la Unidad de Inteligencia de The Economist (UIE) publicó un informe que cuantifica las oportunidades de mercado en las ciudades de Latinoamérica. En términos de concentración del mercado potencial, Montevideo ofrece la oportunidad de mercado más clara, según el informe.

Por Federica Chiarino | @FedeChiarino

En la tabla de concentraciones de mercado más altas, determinada según porcentaje de población con ingresos superiores a US$ 15.000 por año, Montevideo ocupa el primer puesto. El informe pronostica que en los próximos 14 años, la proporción de consumidores que ganan más de US$ 15.000 por año en esta ciudad aumentará a más del doble. El porcentaje pasará de 32.3% (en 2016) a un 73.1% (en 2030).

La UIE proyecta, además, una perspectiva sólida para la inversión extranjera y local, y el éxito en la diversificación económica y el crecimiento de la productividad en el largo plazo a partir de inversiones en capital humano, investigación y desarrollo. Sin embargo, en términos de concentración, el crecimiento proporcional de Montevideo no será el más rápido de las 122 mayores ciudades latinoamericanas. Santa Cruz, Bolivia, por ejemplo, aumentará su concentración casi diez veces de 2016 a 2030. Aún así, Montevideo podrá jactarse de tener la mayor concentración del mercado potencial de los consumidores de clase media de la región. En comparación, se espera que solo el 17% de la población de Santa Cruz gane más de US$ 15.000.

Para el año 2030, Montevideo será una de las cinco ciudades de América Latina donde más del 50% de la población tenga ingresos por encima del umbral mencionado. En la actualidad, ninguna ciudad de la región tiene más de un tercio de sus ciudadanos con ingresos superiores a esa cantidad. The Economist afirma, además, que Montevideo será la ciudad más rica de la región, con un ingreso anual promedio por persona de más de US$ 32.000, solo US$ 5.000 por debajo de los ingresos promedio que tendrá Canadá ese mismo año.

De todos modos, la medición de la clase media únicamente por la concentración no revela un panorama completo de la situación. Mientras que casi tres cuartas partes de la población de Montevideo ganarán más de US$ 15.000, esto generará un mercado potencial de tan solo 1,4 millones de personas (dentro de un total de 1,9 millones de habitantes).

Montevideo se encuentra en una posición “envidiable” según los rankings de concentración de consumidores de clase media. Pero en esta ciudad, cuyo crecimiento económico es rápido, la planificación a largo plazo será vital para asegurar que ese crecimiento no imponga tensiones insuficientes en la provisión de servicios básicos, infraestructura o entorno.

La UIE sostiene que la capital uruguaya deberá adaptarse a los desafíos que plantea una creciente clase media, y establecer un sólido marco de políticas y estructura económica a nivel nacional. Además, el informe afirma que la ciudad se ha visto beneficiada, en los últimos años, por una importante reforma fiscal redistributiva, destinada a reducir la desigualdad de ingresos en un país que ya se ubicaba entre los niveles más bajos de desigualdad en América Latina y el Caribe en 2014, según datos del Banco Mundial.

Evaluar la oportunidad que presentan las ciudades latinoamericanas únicamente en términos de mercado potencial es una herramienta útil, pero no debería ser la única métrica aplicada para evaluar ese mercado. América Latina ha experimentado una gran volatilidad económica, política y social en los últimos años, y cualquier evaluación de su clase media urbana debería ser complementada con evaluaciones de otras oportunidades y posibles “trampas” que presenta cualquier mercado.

Según The Economist, podría ser necesario evaluar los costos que requiere ingresar en un nuevo mercado. Montevideo podrá presentar la mayor concentración de ciudadanos con ingresos anuales superiores a US$ 15.000 (nominales) para el año 2030, pero en la actualidad, es la ciudad más cara de América Latina, según los resultados de la última encuesta mundial de costo de vida de la UIE. Las compañías que buscan combinar un mercado potencial establecido con gastos generales bajos, podrían buscar oportunidades en otras ciudades como Monterrey, México. El costo de vida en esta ciudad es un 40% más barato que el de Montevideo, pero es probable que aporte 1 millón de nuevos consumidores.

La lista de advertencias continúa y variará según el sector. Debe tenerse en cuenta la prevalencia de la competencia interna e internacional, al igual que las cadenas de suministro, junto con cuestiones como la sostenibilidad, la asistencia sanitaria y la infraestructura de la tecnología de la información. Sin embargo, en todos los casos el mercado potencial debe ser el primero. Cuando una ciudad presenta un mercado potencial viable, entonces hay margen para realizar la debida diligencia requerida para maximizar la oportunidad en esa ciudad. Por el contrario, si una empresa no puede identificar y medir la demanda potencial de los bienes o servicios que desea suministrar a una ciudad, entonces no hay propuesta de valor sobre la cual construir una estrategia de mercado para esa ubicación.

tabla-the-economist